Oro
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Bronce
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
    

Noticias Electroeficiencia

Más de 80 instaladores asisten a la jornada de Apremie sobre la nueva reglamentación contra incendios

Fecha: 01-12-2017

Con la intención de dar a conocer las novedades que introduce el nuevo reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios, que entrará en vigor el próximo 12 de diciembre, la Asociación Provincial de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Valladolid (Apremie) organizó una charla informativa, en colaboración con Avain Incafo, Aerme y la Junta de Castilla y León, a la que asistieron unos 80 instaladores de la zona.

Conscientes de que la nueva reglamentación afectará a los instaladores y mantenedores de Instalaciones de Protección Contra Incendios, en la jornada se detallaron los puntos más destacados del RIPCI, que tiene por objetivo establecer las condiciones y los requisitos exigibles relativos al diseño, instalación, mantenimiento e inspección de los equipos y sistemas que conforman las instalaciones de protección contra incendios.

De hecho, Marceliano Herrero, jefe del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de Valladolid, explicó que las empresas instaladores y las mantenedoras de instalaciones de Protección Contra Incendios estarán sujetas a las disposiciones de este Reglamento, asegurando que "los requisitos y las obligaciones que tendrán que cumplir están más detalladas que las que había anteriormente", y todo ello con la intención de "profesionalizar aún más al sector".

Así, el nuevo reglamento contempla que las empresas del sector deberán habilitarse ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que se establezcan, avanzando que el titular de la empresa o el representante legal declare el cumplimiento de los requisitos exigidos por dicho reglamento.

También establece la necesidad de disponer de personal contratado, concretamente uno con competencia técnica en la materia y un operario cualifica o para los sistemas para los que está habilitada la empresa, además de suscribir un seguro de responsabilidad civil por una cuantía mínima de 800.000 euros.

Finalmente, el nuevo reglamento exige al profesional disponer de un certificado de gestión de la calidad (tipo ISO 9001), que debe ser emitido por una empresa de certificación acreditada, incluyendo en su alcance la instalación de los sistemas para los que está habilitada la empresa.

 


 

>>>Volver a Noticias Electroeficiencia

Oro
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad