Se acuerda cómo será el reparto de los 1.631 millones para la rehabilitación entre las Comunidades autónomas

Se acuerda cómo será el reparto de los 1.631 millones para la rehabilitación entre las Comunidades autónomas

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) llegó ayer a un acuerdo con las comunidades y ciudades autónomas para distribuir los 1.631 millones de euros de los fondos europeos de recuperación, aprobados previamente en el Consejo de Ministros del 13 de julio. Se trata de unas ayudas destinadas a reducir las necesidades energéticas del parque de viviendas y edificios públicos y hacerlos más eficientes y menos contaminantes.

 

Programas de rehabilitación en este año

El acuerdo se selló durante la Conferencia Sectorial de Vivienda, Urbanismo y Suelo, presidida por la ministra Raquel Sánchez, y permitirá activar este año los programas de rehabilitación residencial y de edificios públicos incluidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

“Hemos acordado el reparto de los primeros 1.631 millones de euros que, sin duda, suponen la primera oportunidad para la transformación y el cambio que no podemos desaprovechar”, aseguró la ministra, quien piso en valor su importa para “ayudar a reducir las necesidades energéticas de nuestro parque de viviendas y edificios públicos y hacerlos más eficientes y menos contaminantes”.

El criterio de reparto aprobado en la Conferencia Sectorial permitirá el traspaso de fondos en 2022 para la construcción de viviendas en alquiler social hasta 2026, según lo previsto en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), algo que para Sánchez implica “una oportunidad para dar un impulso a un parque de viviendas estable para el alquiler asequible, destinado a las personas que más lo necesitan, especialmente los jóvenes, con la construcción de, al menos, 20.000 viviendas energéticamente eficientes para el alquiler social”. Un programa al que destinarán unos 1.000 millones de euros.

“Nos corresponde dar una respuesta coordinada y eficaz”, puntualizó Raquel Sánchez quien puso el foco en la oportunidad que se presenta “de construir ciudades mejores”, destacando la vocación de apoyo del Departamento que dirige para que las comunidades autónomas puedan “sacar el mayor partido a los créditos que estarán disponibles este año”.

Llegados a este punto, y alineándose con el objetivo de reforzar el enfoque de Agenda Urbana, la titular de este ministerio aprovechó el encuentro con los representantes de Vivienda de las Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla y de la Federación Española de Municipios (FEMP) para anunciar que en los próximos días “se lanzará una convocatoria en el ámbito de la movilidad para repartir entre los ayuntamientos 1.000 millones de euros de los fondos europeos para descarbonizar las ciudades, mitigar el ruido y mejorar la calidad del aire”.

 

Programas de inversión

El acuerdo alcanzado ayer permitirá ir cumpliendo la hoja de ruta establecida, según lo previsto, sobre la ejecución de tres de las inversiones recogidas en el Componente 2, “Implementación de la Agenda Urbana española: Plan de rehabilitación y regeneración urbana”, del PRTR, dotado con 6.820 millones de euro. Se trata de los programas de: rehabilitación para la recuperación económica y social en entornos residenciales; construcción de viviendas en alquiler social en edificios energéticamente eficientes y de impulso a la rehabilitación de edificios públicos (Pirep)” en la parte de la inversión correspondiente a comunidades autónomas.

En concreto, el acuerdo facilita el traspaso este mismo año de 1.151 millones del Programa rehabilitación de vivienda y regeneración urbana, dotado con un total de 3.420 millones de euros de los fondos europeos, y de los 480 millones de euros destinados al impulso a la rehabilitación de edificios públicos de las comunidades.

Recordó la ministra que “con los 6.820 millones de euros en ayudas e incentivos, que producirán una inversión estimada total de unos 11.400 millones de euros, incluyendo otras fuentes de financiación, se pretende crear más de 180.000 empleos, aportar al PIB 13.500 millones de euros, llevar a cabo más de 500.000 actuaciones en viviendas y construir 20.000 viviendas de alquiler social”.