Bosch anima a sumarse al plan renove ‘Cambio 360’ del Ayuntamiento de Madrid

Bosch anima a sumarse al plan renove ‘Cambio 360’ del Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha lanzado recientemente el plan ‘Cambio 360’, una línea de ayudas para impulsar el cambio de calderas de carbón y gasóleo por soluciones de alta eficiencia energética que para este año asciende a 12,5 millones de euros. El plan beneficia a todas aquellas personas que cambien, hasta el 31 de diciembre, su sistema de carbón o gasóleo por otros menos contaminantes, e incluye también como beneficiario por primer vez a las pymes, con el fin de renovar los sistemas de climatización de potencia térmica nominal comprendida entre 5 y 30 kW por equipos eficientes de bombas de calor, sistemas VRF y equipos autónomos de bomba de calor.

En este sentido, el área comercial de Bosch Termotecnia, ofrece una amplia gama de calderas de condensación y sistemas VRF para sumarse a este plan de ayudas del Ayuntamiento. La marca apuesta por la eficiencia y la innovación para lograr un mayor confort sin dejar de lado la preocupación por el medio ambiente, ya sea en instalaciones interiores o en cubierta mediante soluciones tipo rooftops.

Entre las soluciones del fabricante, destaca la caldera de pie de condensación a gas Condens 7000 indicada para reformas e instalaciones tanto medianas como grandes; y la caldera mural de condensación a gas Condens 5000, indicada para reformas, gracias a su versatilidad, tamaño y peso. La gama de calderas Uni Condens 8000 F, ofrece mayor flexibilidad gracias a la posibilidad de trabajar tanto a gas como con gasóleo de bajo contenido en azufre; y la logano plus GB402 se recomienda tanto para nueva construcción como para rehabilitación.

En cuanto a los sistemas VRF, resultan adecuados para la para la climatización de todo tipo de edificios como hoteles, oficinas, hospitales, restaurantes, edificios de viviendas, escuelas etc. que ofrecen un amplio rango de potencias que llegan hasta los 270 kW.

El plan “Cambio 360”, trata de impulsar las renovaciones de calderas durante este verano para que, de cara al otoño, se hayan retirado algunas de las más contaminantes. En este sentido, el Consistorio ya ha fijado el 31 de diciembre de 2021 como fecha límite para el funcionamiento de las calderas de carbón. A partir de esa fecha se prohibirán, por primera vez en el municipio, a través de la nueva Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad.

Publicar un Comentario