Caldera de condensación Bluehelix Hitech RRT: nueva tecnología para el hogar de la mano de Ferroli  

Caldera de condensación Bluehelix Hitech RRT: nueva tecnología para el hogar de la mano de Ferroli  

Ya está en el mercado la nueva caldera de condensación Bluehelix Hitech RRT de Ferroli que aporta una alta tecnología para un mayor confort. Con un diseño moderno y elegante, cuenta con un panel de control con tecnología “CapSense Touch” y la pantalla de 2,8”, que hace que su manejo  sea sencillo e intuitivo para el usuario.

Este nuevo modelo de caldera reúne los últimos avances para mejorar el confort en el hogar. Cuenta con el grupo térmico patentado Thermobalance, con el exclusivo quemador semiesférico inoxidable con juntas de larga duración así como el intercambiador de calor en acero inoxidable de espesor reforzado, con el que se obtiene una solución  para reposición de calderas en instalaciones ya existentes. Su sistema Gas Adaptive, permite a la caldera adaptarse a las fluctuaciones en la entrada de gas y aire, ofreciendo una combustión adecuada y, con ello, ahorros en combustible.

Gracias a todas estas innovaciones, el grupo térmico Thermobalance proporciona el máximo confort en calefacción y agua caliente y un mayor ahorro energético. Ahorro al que también contribuye la nueva electrónica de control, que hace posible una alta modulación en un rango 1:10 evitando encendidos y apagados innecesarios de la caldera, lo que permite alargar su vida útil.

Combinación con crootermostato

La Bluehelix HiTech RRT, que cuenta con tres potencias y caudales de agua elevados, 2 años de garantía total y verificación de funcionamiento incluida, puede también combinarse con el cronotermostato Connect Smart Wifi, alcanzando la clasificación energética A+. Y también, pensando en la comodidad, dispone del sistema “Metano GLP Ready” que permite cambiar de tipo de gas, natural o GLP, simplemente configurando el panel de mandos, sin necesidad de quitar la carcasa, ni de accesorios extra.

Otra de sus innovaciones es el sistema “Hydrogen plug-in”, mediante el cual la caldera se autoajusta para funcionar con mezclas de gas natural e hidrógeno que en breve llegarán a Europa para ayudar a frenar el calentamiento global.