Cómo elegir un buen aparato de climatización y tratamiento del aire: diez claves de los expertos

Cómo elegir un buen aparato de climatización y tratamiento del aire: diez claves de los expertos

En esta etapa de altas temperaturas, los dispositivos de climatización cobran especial relevancia a la hora de equipar los  hogares, e instalaciones en general: oficinas, gimnasios, etc. Para elegir el mejor equipo que se adapte a cada necesidad, es primordial conocer algunas cuestiones importantes.

En este contexto, los expertos de Haverland, ofrecen en este decálogo una serie pautas y consejos para escoger los aparatos de climatización y tratamiento del aire más adecuados:

 

  • Luz UV: Algunos aires acondicionados incorporan una luz ultravioleta tipo C, capaz de desinfectar el aire, eliminando organismos vivos como bacterias, hongos y virus, eliminando además las partículas contaminantes, alérgenos y los malos olores, desinfectando el aire enfriado. Esta luz UV-C se encuentra en el interior del aparato, siendo totalmente seguro para la salud ya que no emite luz hacia el exterior.

 

  • Función antimosquitos: tan necesaria en la época de verano, sobre todo para los niños, gracias precisamente a la luz ultravioleta.

 

  • Filtros: estos accesorios mejoran la calidad del aire, lo cual es imprescindible para quienes sufren alergias, asma o quieren evitar el olor del tabaco. Encontramos desde filtros de carbón hasta filtros HEPA H-13, que conviven en el interior de alguno de nuestros productos o tecnologías como la oxidación fotocatalítica, conocida también como PCO. Pero todo depende del nivel de eficiencia que estés buscando, y según el espacio.

 

  • CADR: ligado a los filtros HEPA. Es la cantidad de aire que puede purificar el filtro en un tamaño/espacio concreto; cuanto más alto sea el índice CADR, más potencia de filtrado tendrá el aparato y mejor calidad de aire en la estancia.

 

  • Gas refrigerante: Si quieres contribuir a un planeta más sostenible y ayudar a proteger el medioambiente, debes tener en cuenta el gas refrigerante que utilice el aparato. El R290, por ejemplo, es una buena opción gracias a su bajo impacto ambiental y sus excelentes propiedades termodinámicas. Pero hay dispositivos que no utilizan ningún tipo de gas refrigerante.

 

  • Eficiencia energética: está relacionada con el consumo eléctrico, la capacidad funcional, la potencia y el respeto al medioambiente. El pasado 1 de marzo de 2021 entro en vigor la nueva etiqueta energética para electrodomésticos. Desaparecen las clases de eficiencia A+, A++ y A+++. El nuevo escalado va desde la clase A (más eficiente) hasta la clase G (menos eficiente).

 

  • Funciones: hay productos que incluyen, además de la función “frío”, las opciones de ventilación para favorecer el flujo de aire, deshumidificación para reducir y controlar la humedad del ambiente, especialmente en el verano, y calefacción por lo que ya cuentas con esa cobertura de cara al invierno.

 

  • Portabilidad: los equipos portátiles no requieren instalación, ni técnicos profesionales, ni obras en casa, etc. Puedes trasportarlo en vacaciones y utilizarlo en la estancia que desees en cada momento.

 

  • Adaptabilidad: Aquí tienen mención especial los ventiladores. Muchos de ellos cuentan con un mástil que permite utilizarlo tanto de pie o de sobremesa. La oscilación del cabezal es otro punto a tener en cuenta si hablamos de estos aparatos.

 

  • Otras funciones que aconsejan los expertos: temporizador, rejilla auto oscilante, bloqueo de ruedas, capacidad de los depósitos de agua para enfriamiento y que sean aptos para hielo, fácil mantenimiento y limpieza, o mando a distancia.

 

Haverland ofrece en su catálogo de verano soluciones que incorporan estas opciones y ventajas. Además, la gama de aires acondicionados, enfriadores evaporativos, tratamiento del aire y ventilación está disponible en su nuevo espacio ecommerce, además de los establecimientos habituales y grandes superficies.