El PREE, una oportunidad para la implantación de las renovables en nuestro país

El PREE, una oportunidad para la implantación de las renovables en nuestro país

El PREE (Programa de Rehabilitación Energética de Edificios), supondrá una gran oportunidad para la implantación de las energías renovables en el parque edificatorio de nuestro país. Las asociaciones UNEF, APPA, AVEBIOM y ASIT, coincidieron en esta valoración en la reciente webinar organizada por el IDAE, en colaboración con las propias organizaciones, el pasado 18 de septiembre, y que tuvo como objetivo presentar las oportunidades de este programa, aprobado el pasado 4 de agosto, para el sector de las renovables.

Y es que el PREE identifica como subvencionables las actuaciones para instalar energías renovables, como la solar térmica, biomasa, geotermia y la bomba de calor. En cuanto a la instalación de sistemas de energía solar fotovoltaica para autoconsumo computan como “actuación integrada” si se llevan a cabo junto con otro tipo de actuación, lo cual permite incrementar, en ciertos casos, la ayuda desde un 35% hasta un 70%.

Este programa, coordinado por el IDAE, está dotado con 300 millones de euros para actuaciones de rehabilitación energética y disminución de emisiones de los edificios, con un gran potencial de ahorro y de incorporación de energías renovables. Entre los destinatarios se encuentran los propietarios de los edificios o locales y las comunidades de propietarios, además de empresas, administraciones o comunidades de energías renovables.

Movilizar proyectos y unificar actores

Durante la presentación, el director general del IDAE, Joan Groizard, lanzó al sector el reto de “utilizar sus capacidades y actuar como palanca para movilizar proyectos y propuestas de manera que las ayudas económicas del Programa se aprovechen al máximo”

Informó Groizard que una de las estrategias que identifica el Plan de Recuperación Económica y Resiliencia que está redactando España es la de escalar iniciativas que ya están en marcha y con capacidad de actuar como motor de la economía, como por ejemplo la de la Rehabilitación y el PREE, que podrá ver aumentados significativamente sus fondos.

Y es que los 300 millones de presupuesto del PREE pueden ser ampliados  no solo con nuevas asignaciones del Fondo Nacional de Eficiencia Energética y de otros instrumentos de financiación que adjudiquen partidas al IDAE o ser cofinanciado con aportaciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), sino por los recursos  que pudieran establecerse  por los fondos que Europa, `por la crisis del COVID 19, va a destinar a una reconstrucción de la economía que va a primar la transición verde.

Tras poner en valor la fuerte apuesta de este programa, frente a iniciativas anteriores, el director general del IDAE invitó al sector a promover el trabajo conjunto de los distintos actores, por ejemplo, arquitectos, proyectistas, instaladores, ingenieros, el sector de la construcción, ESEs etc. que intervienen en el proceso de la rehabilitación energética. En definitiva- ha dicho– promover alianzas de empresas; sería magnífico que el consumidor final pudiera satisfacer conjuntamente todas las demandas mediante una sola petición de ayuda”.

Asumir los retos

Las asociaciones participantes valoraron positivamente durante el encuentro el programa y mostraron su compromiso por recoger el guante y asumir los retos planteados por el IDAE.

En concreto, José María González Moya, director general de APPA dio la bienvenida al PREE y sus ayudas teniendo en cuenta el amplísimo nicho de mercado que plantea el parque edificatorio de nuestro país, escasamente eficiente y sostenible. Y además, como sugerencia, apuntó  la oportunidad de trabajar  en  otras  medidas complementarias, como un plan global de fiscalidad de la energía, “que envíe señales  claras al usuario sobre cuál es la energía que debe consumir”,

Por su parte, Juan Jesús Ramos, responsable del Observatorio de la Biomasa de AVEBIOM, ha resaltado la coincidencia de muchos intereses entre las distintas asociaciones del sector de las renovables, trasladando a los asistentes el punto de vista de AVEBIOM de la edificación: “lo primero es el aislamiento; lo segundo, la racionalización del consumo; y lo tercero, la integración de las energías renovables, una integración que debe de ir siempre acompañada por las últimas tecnologías y los mejores equipos” .Ramos se ha referido a la biomasa como “una energía de gran calidad, sostenible, barata y universal. AVEBIOM, por último,  ha reivindicado la bondad de las instalaciones colectivas, por ejemplo las calefacciones de distrito, frente a las instalaciones individuales.

El potencial solar

En representación de UNEF, su director Técnico, Jaime Fernández  visualizó la bandera del autoconsumo, llamado a tener un importante papel tanto en la nueva vivienda como en la rehabilitación, resaltando el enorme potencial solar de la edificación y comprometiéndose a impulsar tanto la integración de la energía solar fotovoltaica en los edificios como  el trabajo conjunto de los actores de la edificación y las renovables.

Para Vicente Abarca, presidente de ASIT, el PREE va a implicar, en los próximos años, un importante desarrollo de las renovables térmicas en general y de la solar térmica, una tecnología “muy, muy madura, con grandes profesionales por detrás, y escasa huella de carbono, entre otras razones, porque fabrica localmente una tecnología que además es fácilmente reciclable”. Como destacó Abarca,  “el 20% del consumo de energía en un edificio  es para la producción de  agua caliente sanitaria, un servicio en el que resulta especialmente eficaz la energía solar  térmica”.

 

Publicar un Comentario