En marcha un proyecto europeo para acelerar las  inversiones  en eficiencia energética

En marcha un proyecto europeo para acelerar las  inversiones  en eficiencia energética

Este mes de julio ha echado a andar el proyecto europeo ‘Efficient Equipment as a Service’, financiado a través del programa de investigación e innovación Horizonte 2020, con el objetivo de  desarrollar el modelo de la “servitización” (o pago por uso) y su estructura financiera para impulsar la transición energética y la aceleración de soluciones de eficiencia energética en Pynmes tanto en Bélgica, Holanda y España. La iniciativa ha sido puesta en marcha por un consorcio coordinado por Base, e integrado por la entidades europeas, Anese, Agoria, e Innoenergy.

Este proyecto se basa en un modelo de pago por uso en el cual los consumidores finales solo pagarán por el servicio que reciben, y no por el propio producto o por la infraestructura que conlleva dicho servicio. En este caso, las empresas de servicios energéticos instalan y mantienen los equipos y recuperan la inversión a través de pagos periódicos. Estos pagos tienen un coste fijo por unidad de servicio entregada (por ejemplo, euro por metro cúbico de aire comprimido, por tonelada de refrigeración o horas de iluminación) y están basados en el uso real.

Acceso a tecnologías eficientes

Este modelo crea las condiciones adecuadas para que las Pymes tengan acceso a tecnologías sostenibles sin necesidad de invertir inicialmente en los equipos más eficientes y caros. En ese sentido, este proyecto eliminará las actuales barreras de los costes de inversión, proporcionando un bajo riesgo operacional y liberando el capital para otras prioridades de inversión que pueda tener el cliente final.

El modelo reduce también el  riesgo tecnológico para los clientes, ya que no están obligados a invertir en tecnologías, mientras que también se les incentiva a bajar el consumo de energía; y ofrece a los proveedores de servicios energéticos la oportunidad de optimizar la operación de los equipos para reducir costes operativos, ofreciendo así al cliente las tecnologías más eficientes del mercado. Además, este modelo se apoya en el concepto de economía circular, que incentiva a los proveedores de servicios energéticos a que usen sus equipos de forma modular con piezas reutilizables y reciclables.

Experiencias en ‘servitización’

BASE, con una amplia experiencia en la “servitización” de la eficiencia energética en equipos, muestra su satisfacción por apoyar su expansión como una manera efectiva de impulsar las las inversiones en eficiencia energética en Europa e incluir todos los equipos eficiente. “Creemos que este proyecto es la solución para ayudar a los países europeos a conseguir sus objetivos climáticos y acelerar su transición a una economía baja en carbono”, ha señalado Daniel Magallón, director de esta entidad.

Para Carlos Ballesteros, director de Anese, la servitización va a tener un impacto en nuestra sociedad en todos los ámbitos, al explicar de una forma sencilla y clara, al usuario final el significado del pago por el uso de la energía.  “Se van a ver inmersos todos los sectores, el residencial, el terciario y el industrial, lo que supondrá un incremento en el uso de tecnologías más eficientes, que incidirán en la consecución de los objetivos energéticos marcados a nivel europeo”, ha destacado. Además, “desde Anese, afrontamos este nuevo reto con ilusión y entusiasmo, en una apuesta clara por liderar el mercado de servicios energéticos de vanguardia”.

 

Publicar un Comentario