Francisco Alonso: “El principal desafío al que las empresas instaladoras nos enfrentamos es la falta de personal cualificado y el relevo generacional”

Francisco Alonso: “El principal desafío al que las empresas instaladoras nos enfrentamos es la falta de personal cualificado y el relevo generacional”

Sin duda, uno de los principales retos para las empresas instaladoras es la falta de mano de obra cualificada, junto con el relevo generacional. Así lo asegura Francisco Alonso, presidente de Conaif, en esta entrevista. Con él continuamos el foro que hemos planteado a diferentes asociaciones para conocer la situación y retos del sector de las instalaciones térmicas.

 

 

¿Cómo se está comportando en este 2023 el sector de las instalaciones térmicas, y en concreto en el que opera el colectivo que usted representa?

 

La temporada de aire acondicionado ha sido buena, en líneas generales, en toda España. Este año se ha incrementado la demanda para instalar sistemas de aire acondicionado nuevos respecto al mismo período del año pasado y las empresas instaladoras hemos tenido listas de espera de clientes.

 

Hay que tener en cuenta que en 2023 el calor empezó muy pronto prácticamente en toda España, con picos de temperaturas extremas a lo largo de todo el verano.

 

«Para las empresas instaladoras ha crecido la demanda de servicios para la generación de calor mediante la instalación de sistemas de aerotermia y placas solares»

 

Respecto a la temporada de calor, falta por ver cómo se comportan los próximos meses hasta final de año, pero también podemos afirmar que, en general, ha sido buena para las empresas instaladoras. Destacamos que ha crecido la demanda de nuestros servicios para la generación de calor mediante la instalación de sistemas de aerotermia y placas solares.

 

¿Cuáles son los principales retos y desafíos que preocupan al sector en la actualidad?

 

En estos momentos, el principal desafío al que las empresas instaladoras nos enfrentamos es la falta de personal cualificado para incorporarse a nuestras empresas. La demanda es superior a la oferta del mercado, lo que obliga a algunas empresas a tener que rechazar determinados trabajos por falta de personal con el que atenderlos.

 

Otro desafío lo representa el relevo generacional, que no se está produciendo al ritmo deseado, provocando el cierre de empresas instaladoras.

 

 

¿Qué tecnologías, soluciones y sistemas van a tener un mayor recorrido a corto y medio plazo?

 

A corto plazo, las calderas seguirán siendo uno de los sistemas más extendidos en cuanto a dotar de soluciones de climatización a los clientes. Por otro lado, las diferentes soluciones que implementen bombas de calor de tipo aire-agua irán ganando peso en el mercado.

 

«A corto plazo, las calderas seguirán siendo uno de los sistemas más extendidos para dotar de soluciones de climatización a los clientes»

 

En el medio plazo, veremos una explosión de soluciones diversas, que tendrán en cuenta diferentes condicionantes como la eficiencia energética y el cuidado del medio ambiente; el espacio disponible, la financiación, la posibilidad de utilizar elementos existentes de la instalación, etc. Estas soluciones se basarán en la hibridación, tanto caldera más bomba de calor como bomba de calor con instalación fotovoltaica de autoconsumo, entre otras. El resto de las energías renovables (solar térmica, geotermia, etc.) serán igualmente fundamentales en las soluciones que se implementen.

 

¿Cuáles son las exigencias o llamamientos del colectivo de cara a impulsar su sector?

 

La lucha contra el intrusismo profesional y además, conseguir que esa lucha sea eficaz, logrando reducir su incidencia en el sector; la recuperación de la figura del aprendiz, la adquisición por parte del instalador de capacidades digitales y su formación en áreas vinculadas con la eficiencia energética, la electrificación y la hibridación de tecnologías.

 

«Exigimos la lucha contra el intrusismo profesional y la recuperación de la figura del aprendiz»

 

Sería del todo conveniente que los planes educativos de las familias profesionales de Formación Profesional relacionadas con las instalaciones se adaptaran a las necesidades reales de las empresas instaladoras porque necesitamos captar talento.

 

Y habría que acabar con la maraña burocrática al que nuestras empresas están sometidas, el desinterés de las Administraciones Públicas por determinadas actividades que, como la fontanería, deberían estar reguladas; las trabas a la movilidad geográfica, la dificultad actual para que los fondos y programas de ayudas lleguen a las empresas más pequeñas…