IDAE presenta el PREE al sector de instaladores y fabricantes de equipos

IDAE presenta el PREE al sector de instaladores y fabricantes de equipos

Como ya hiciera recientemente con el sector de las renovables, el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) ha presentado el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) a una amplia representación del sector de instaladores y fabricantes de equipos, que ha valorado positivamente el programa. La presentación, que se ha llevado a cabo este lunes mediante una webinar, ha contado con la colaboración de las organizaciones: ADHAC, AFEC, ANFALUM, ANDIMAT, CONAIF, CNI, FENIE, ASEFAVE y FEGECA.

Coordinado por el IDAE, el PREE cuenta con 300 millones de euros para actuaciones de rehabilitación energética y disminución de emisiones de los edificios, con un gran potencial de ahorro y de incorporación de energías renovables. Una vez que se aprueben las bases del programa, serán las comunidades autónomas las que  irán publicando, mediante resoluciones propias, las convocatorias en sus respectivos territorios para acceder a las ayudas.

Aprobado el pasado 4 de agosto mediante el Real Decreto 737/2020, el PREE contempla como subvencionables las  actuaciones en edificios completos y/o en locales de esos edificios, sobre envolventes, iluminación, sistemas de regulación y control, así como la incorporación de energías renovables como solar térmica, biomasa, geotermia y bomba de calor y redes de calor. Asimismo, da un tratamiento específico para la fotovoltaica para autoconsumo, pudiendo ser destinatarios últimos de las ayudas tanto los propietarios de los edificios o locales, como empresas, empresas de servicios energéticos, administraciones o comunidades de propietarios.

Oportunidad para la reactivación económica

El conjunto de las asociaciones ha reconocido la oportunidad de este plan para la reactivación económica para su sector, a la vez que ha coincidido con el director general del IDAE, Joan Groizard, en la importancia y la necesidad de poner en marcha campañas de sensibilización dirigidas al consumidor final, de forma permanente, para que considere la rehabilitación de su vivienda también como una oportunidad de mejora de su calidad de vida, de su seguridad y confort, además de una buena manera de contribuir a la sostenibilidad.

“Tenemos que ser capaces de movilizar proyectos e iniciativas y agotar el presupuesto del programa. Esa es la manera de convencer a Europa de que inyecte más recursos, provenientes de los fondos de reconstrucción, en esta iniciativa  que puede actuar como una de las palancas de la recuperación económica”, insistió Groizard durante su intervención, en un mensaje que con anterioridad ya ha lanzado a arquitectos, ingenieros y empresas renovables:

Y es que los 300 millones de presupuesto del PREE pueden ser ampliados no solo con nuevas asignaciones del Fondo Nacional de Eficiencia Energética y de otros instrumentos de financiación que adjudiquen partidas al IDAE o ser cofinanciado con aportaciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), sino por los recursos  que pudieran establecerse  por los fondos que Europa, por la crisis del COVID 19, va a destinar a una reconstrucción de la economía que va a primar la transición verde.

El director general del IDAE ha resaltado también el beneficio de coordinarse entre los distintos sectores profesionales que intervienen en la rehabilitación, promover la alianza de empresas y llevar a cabo actuaciones integrales, mejor colectivas que individuales.

Campañas de sensibilicación

Los representantes de las asociaciones valoraron positivamente la puesta en marcha de este programa.  Javier Sigüenza, secretario general de la Asociación de Empresas de Calor y Frío (ADHAC), ha puesto en valor las redes de calor, afirmando que encajan perfectamente con el PREE ya que su instalación  puede llegar a producir hasta un 78% de ahorro de energía  y mejorar la calificación del edificio hasta en dos letras.

Pilar Budí, directora general de la Asociación Española de Fabricantes de Climatización (AFEC) señaló al usuario final como la principal barrera para llevar a cabo proyectos de rehabilitación en nuestro país: “tenemos la tecnología, tenemos grandes profesionales y tenemos las ayudas. Sin embargo el consumidor, poco dispuesto a cambiar algo que le funciona, es la barrera, de ahí la necesidad de hacer campañas de sensibilización”.

Por su parte, Andrés Crespo, Comisión de instalaciones térmicas de la Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización, Protección contra Incendios, Electricidad y Afines (CONAIF), ha subrayado el compromiso de la confederación de empresas a la que representa  -“más de 20.000, con un potencial de capilaridad y difusión muy importante”- con la disminución de CO2 y alcanzar los objetivos de neutralidad climática; y señaló la necesidad de unidad reglamentaría y legislativa a nivel nacional  y de incentivar a la ciudadanía a través de la fiscalidad.

Rehabilitaciones integrales

Tras recalcar el peso del sector de las empresas instaladoras en España con más de 81.000 empresas según el INE, un 80% con menos de 3 empleados, representando el 2,43% del total nacional, la directora de la Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores (CNI), Blanca Gómez reconoció la importancia de emplear estos fondos para rehabilitaciones integrales de edificios y demanda un esfuerzo de coordinación de acciones y criterios entre Comunidades. Resaltó, asimismo, la figura clave del técnico instalador como persona de contacto con el usuario final y vínculo imprescindible entre fabricante y Administración por un lado  y usuario por otro. Hay que invertir en comunicar estas acciones y difundirlas.

Sonia Pomar, secretaria general de la Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor (FEGECA) resaltó, por su parte la calefacción y el ACS como piezas claves  en la mejora del comportamiento  de un edificio. Aunque valoró positivamente el PREE, también manifestó sus dudas ante el destierro de los combustibles fósiles, incluido el gas, de las actuaciones subvencionables por sustitución de calderas: “tenemos 9 millones de calderas y en su gran mayoría  son ineficientes. Lo importante es sustituir los equipos por otros eficientes, independientemente de cuál sea el origen del combustible”, indicó.

 

Publicar un Comentario