La Casa que Ahorra pone el foco en la rehabilitación de los edificios para los objetivos de eficiencia energética

La Casa que Ahorra pone el foco en la rehabilitación de los edificios para los objetivos de eficiencia energética

Los edificios consumen en Europa en torno al 40% de la energía final y produce el 36% de los gases de efecto invernadero, de ahí que la rehabilitación de edificios se considere una pieza clave para los objetivos de eficiencia energética. Así lo recuerda La Fundación Casa que Ahorra aprovechando la celebración del Día Mundial de la Eficiencia Energética, el pasado 5 de marzo.

Entre las medidas encaminadas para fomentar la rehabilitación, La Casa que Ahorra se refiere al Pasaporte Energético que se contempla en el informe “El reto de la Rehabilitación: el Pasaporte Energético y otras propuestas dinamizadoras” presentado en 2018 por la Fundación, que consiste en un plan de acción por fases, con subvenciones preferentes y garantizadas, y en el que propietarios, sector público y privado se comprometen en una necesidad común. Otras propuestas claves del informe, defendidas por la Fundación para dinamizar el sector, son: la modificación de los créditos bancarios, las normativas municipales y las bonificaciones fiscales.

Reducir la factura de CO2
En relación a los créditos bancarios, La Casa que Ahorra considera que la rehabilitación debería ser una opción más a tener en cuenta por los bancos. Para ello, propone emplear durante los dos primeros años el Fondo Nacional de Eficiencia Energética como aval de garantía.

En este sentido, sería necesario flexibilizar los créditos hipotecarios, permitiendo que integren los programas de rehabilitación energética y desarrollando el concepto de “Préstamo Verde”. Sería también necesario un gran pacto social que pusiera en circulación el capital hasta ahora “retenido” por los bancos hacia las comunidades de propietarios, pues tendrían la plena seguridad del retorno.

Modificaciones fiscales
Otra medida que defiende la Fundación es un IVA reducido general del 4% en las obras de rehabilitación que consigan una mejora en la eficiencia energética entre un 45% y un 60%, según las zonas climáticas. También propone la modificación de la Ley de Haciendas Locales, abogando por la bonificación del 50% de la cuota del IBI en caso de realizar obras de rehabilitación para la eficiencia energética. Del mismo modo, se pretende la introducción de una bonificación de hasta el 95% en el ICIO en la construcción de edificaciones eficientes energéticamente (calificación A) y en la realización de obras que mejoren la calificación energética.

Modificaciones legislativas
En cuanto a las modificaciones legislativas, se apuesta por normalizar el el uso de la Ordenanza Municipal sobre rehabilitación promulgada por la FEMP (Federación española de Municipios y Provincias), una herramienta “normalizada y consensuada” que facilita la gestión de los proyectos de rehabilitación a los municipios y potencia la ejecución de este tipo de trabajos con control municipal, y cuyo objetivo es eliminar barreras administrativas para incrementar las posibilidades de aislamiento en fachadas de los edificios residenciales y hacerlos más eficientes.

 

Publicar un Comentario