La refrigeración evaporativa, una alternativa ante los objetivos medioambientales de 2020

La refrigeración evaporativa, una alternativa ante los objetivos medioambientales de 2020

Ante los retos actuales de respetar el entorno y ahorrar energía, la refrigeración evaporativa se convierte, en opinión de AEFYT (Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías) en una alternativa a tener presente. Esta tecnología realiza un uso responsable del agua, favoreciendo la reducción de su consumo así como su reutilización de modo seguro, contribuyendo, de este modo, a la protección del medio ambiente.

La refrigeración evaporativa tiene mucho que aportar en estos momentos, en los que la Unión Europea hace hincapié en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 10% respecto a los niveles de 2005 y el incremento de la eficiencia energética en un 20%, dos objetivos estrechamente relacionados, que están lejos de cumplirse, y que la Estrategia 2020 establece como prioritarios en materia de sostenibilidad medioambiental.

Dado que para dar cumplimiento a esos objetivos depende en buena medida de la capacidad para reducir la demanda de energía, “la refrigeración evaporativa está en condiciones de desempeñar un papel de primer orden”, explica AEFYT, ya que “los equipos de refrigeración evaporativa generan un ahorro energético muy superior a alternativas similares, por lo que su uso resulta prometedor en aquellas industrias que necesitan frío en sus procesos de fabricación”. Además, el consumo de energía eléctrica por parte de torres y condensadores es muy inferior, por ejemplo, al requerido por los equipos de refrigeración por aire que para producir el mismo efecto frigorífico. Son también capaces de reducir notablemente el consumo energético gracias a la eficiencia del proceso y el alto rendimiento energético que proporcionan.

Publicar un Comentario