Madrid destina nuevas ayudas para eliminar las calderas de carbón y sustituir las de gasóleo

Madrid destina nuevas ayudas para eliminar las calderas de carbón y sustituir las de gasóleo

Acabar con las calderas de carbón que aún funcionan en Madrid es el objetivo de la línea de ayudas para la regeneración urbana y eficiencia energética que se contempla en el Plan Cambia 360, que acaba de aprobar el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de la capital  para los próximos tres años.

Con una dotación de 43,3 millones de euros para la sustitución de instalaciones térmicas y de climatización por tecnologías más eficientes y menos contaminantes,  el objetivo de las subvenciones es la eliminación de las calderas  altamente contaminantes, cuyo funcionamiento estará prohibido a partir del 1 de enero de 2022 por la nueva Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad. También se incluye la sustitución de las calderas de gasóleo por otras más eficientes, como las bombas de calor. El crédito, dividido en 13,3 millones de euros para 2021 y 15 millones para cada una de las anualidades siguientes, está dirigido a particulares, comercios, empresas y entidades sin ánimo de lucro.

Según las previsiones, las emisiones que se eviten en 2021 limitarían la mejora del rendimiento medio estacional de la instalación al 20%, en el caso de que el combustible sustituido sea carbón, al 10%, si fuera gasóleo y al 5%, si fuera gas natural. De la partida de este año, se reservan 2 millones de euros para el Plan Carbón Cero;  8,5 millones para sustituir calderas de gasóleo;  1,5 millones de euros para sistemas de climatización eficientes y sostenibles en pymes y 1,3 millones para sistemas de calefacción y agua caliente sin emisiones.

Movilidad sostenible

El nuevo Plan Estratégico de Subvenciones (PES) 2021-2023, denominado Plan Cambia 360, ha sido dotado con un total de 110,8 millones de euros. Además de la línea para la regeneración urbana y eficiencia energética, la otra línea de ayudas claves es para fomentar  la movilidad sostenible, para lo que se reserva una inversión de 67,5 millones de euros.

Dentro de las líneas de financiación para el fomento de la movilidad sostenible se incluyen seis tipologías de ayudas, cinco de ellas inéditas en la administración: las dirigidas a la adquisición de vehículos ‘limpios’ para particulares; las reservadas a vehículos de mercancías; la renovación de autobuses; la compra de vehículos de movilidad personal (VMP) y las subvenciones para la implantación de infraestructura de recarga eléctrica. También se mantienen las ayudas al taxi.

Con este plan, el Ayuntamiento pretende disminuir los gases de efecto invernadero un 20% más de lo previsto en el PES anterior, lo que supone un 60% menos de emisiones en 2030 respecto a 1990. Según el último Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero del Municipio de Madrid, en 2018 se había rebajado la huella de carbono un 14,1 % respecto al año 90.

Las convocatorias para las dos líneas de subvenciones se lanzarán una vez haya finalizado el primer trimestre del año y las concesiones se harán mediante un procedimiento de concurrencia competitiva.

 

 

 

 

Publicar un Comentario