Marta San Román: “Es imprescindible llevar al mercado mensajes rigurosos y claros”

Marta San Román: “Es imprescindible llevar al mercado mensajes rigurosos y claros”

En medio de la pandemia, y en una etapa de cambios y retos que afectan al mundo de la climatización, Marta San Román se incorpora al equipo de AFEC, como adjunta a la Dirección, consciente de la importancia de llevar al mercado mensajes “rigurosos y claros”. En este entorno, alude a la autoexigencia de la asociación en materia de formación e información, y a la responsabilidad del sector para mantenerse a la vanguardia de los actuales desarrollos normativos, tecnológicos y de mercado.

 

¿Qué ha supuesto para usted acceder a la dirección de una asociación decana como es AFEC? ¿Con qué objetivos asume este nuevo cargo?

En dos palabras: un lujo. Personalmente me supone un feliz reencuentro con un sector, una actividad y una asociación con los que tuve mucha y muy buena relación en el pasado. Profesionalmente, significa para mí un nuevo compromiso con el asociacionismo: pasar de desempeñar un papel de perfil empresarial que busca los beneficios que proporciona una asociación (digamos el lado de la demanda), a representar a la asociación en sí, con una perspectiva más global, institucional y corporativa, y con el propósito recíproco de brindar beneficios a los asociados (el lado de la oferta). Se cierra el círculo.

En mi decisión de incorporarme sopesé cómo mi experiencia pasada podría aportar algo a la ya de por sí grandísima valía de AFEC. Ése podría ser el resumen de mis objetivos: contribuir, junto con el equipo de AFEC, a que el valor añadido para los socios y para las instituciones sea cada vez más significativo, actual y sostenible, mejorando su imagen y la del sector a través de la responsabilidad de mantenerse a la vanguardia de los actuales desarrollos normativos, tecnológicos y de mercado.

 

Acabamos de cerrar un año marcado por la Covid-19, con graves consecuencias para la salud y también para la economía. ¿Cómo ha vivido el sector de la climatización la situación derivada del coronavirus?

Creo que lo ha vivido inicialmente con sorpresa, estupor, incredulidad, incertidumbre, preocupación, cautela… -por enumerar algunos sentimientos comunes a todas las personas y a todos los sectores- para responder inmediatamente con profesionalidad, dinamismo, flexibilidad, entrega, integridad, paciencia, entereza, generosidad y perseverancia, por enumerar algunas de las cualidades que han demostrado los fabricantes, instaladores y profesionales del sector.

 

“El sector se ha adaptado y reinventado para reaccionar rápidamente, pese a las circunstancias de la pandemia”

 

Recordemos que la climatización es uno de los sectores esenciales que se definieron frente a la Covid-19, y que su papel ha sido relevante en muchos aspectos: mantener instalaciones clave, afrontar los requerimientos de aire acondicionado en un verano especialmente caluroso, acometer obras y reformas que pudieran ser críticamente urgentes, proporcionar un marco adecuado para la concienciación y toma de medidas en lo referente a calidad de aire interior y ventilación, etc.

El sector se ha adaptado rápidamente y se ha reinventado para reaccionar y prepararse pese a los cambios y la velocidad que imponían las circunstancias cambiantes derivadas de la pandemia. En mi opinión: ¡olé!

 

El trabajo desarrollado por la asociación ha sido laborioso, para informar y plantear recomendaciones con vistas a evitar la propagación del virus y operar de forma correcta las instalaciones y mejorar la calidad del aire interior. ¿Cómo se plantea AFEC continuarlo en este nuevo año?

Quisiera hacer un reconocimiento personal a AFEC, pues hizo un gran trabajo en 2020. La continuación de ese trabajo de concienciación y divulgación en 2021 se basa en una fuerte política de comunicación, una colaboración continua con responsables y expertos de la Administración Pública, empresas y otras asociaciones, y una autoexigencia de mantenernos formados e informados en todas estas materias. Es imprescindible llevar al mercado mensajes rigurosos y claros.

El microsite de la página web de AFEC dedicado a la Covid-19 se actualizará puntualmente para compartir información y acciones relevantes mientras continúe la pandemia. Igualmente, se reforzará la información relativa a ventilación, calidad de aire, regulación y control, salubridad, etc. a través de la página web, redes sociales, boletines, newsletters… y potencialmente otras campañas y promociones especiales. Y de la misma manera, nos pondremos a disposición para asistir en la elaboración de nuevas recomendaciones cuando sea pertinente.

 

 

El proceso de transición hacia una economía descarbonizada es un reto ineludible para el mundo de las instalaciones. ¿Cómo está respondiendo el sector a los desafíos medioambientales?

Está respondiendo con determinación y coraje. Pero hay circunstancias que ralentizan ese proceso de transición.

Por un lado, los instaladores y las instalaciones están sometidos a una ingente cantidad de fuerzas que les empujan en distintas direcciones, y se ven obligados a buscar el punto de equilibrio entre exigencias normativas, sanitarias, económicas, tecnológicas, sociales, medioambientales, nuevas tendencias, … Se suma el hecho de que algunos de estos factores no son estáticos, sino inestables y en continua evolución, y provocan más incertidumbre. A todo se añade la inseguridad e indecisión de la pandemia.

 

“Los instaladores y las instalaciones se ven obligados a buscar el equilibrio entre las diferentes fuerzas que les empujan en distintas direcciones”

 

Y por otro lado, está el ingrediente humano y cultural: tenemos una visión cortoplacista, las fechas de 2030 y 2050 se nos hacen tremendamente lejanas. Hace algún tiempo, en 2013 ó 2014, el año 2020 con sus primeros objetivos de descarbonización también parecía muy remoto, y sin embargo ya lo hemos dejado atrás.

El sector está haciendo un descomunal esfuerzo para asumir los desafíos de sostenibilidad y para formarse cada vez más y mejor. Los cambios son un reto, a la vez que una oportunidad: todos los actores se están preparando para ello, desde fabricantes de componentes y equipos hasta gestores de residuos, pasando por instaladores o técnicos de mantenimiento. Necesitamos un sector ultra profesionalizado que favorezca una mayor competitividad y que mantenga un alto estándar de seguridad y de desarrollo sostenible en todos los planos y escenarios.

 

Entre las tecnologías para cumplir con estos objetivos, AFEC promociona desde hace unos años el uso de la bomba de calor. ¿Qué ventajas ofrece esta tecnología? ¿Qué recorrido tiene?

Precisamente la tecnología de la bomba de calor ofrece un grado importantísimo de certidumbre en el panorama descrito en el punto anterior: es fiable; lleva muchos años en el mercado en multitud de aplicaciones tanto residenciales como comerciales e industriales; es madura; existen en el mercado nacional e internacional fabricantes, instaladores y técnicos que ponen a disposición de la bomba de calor sus recursos, experiencia y know-how; limita la dependencia del mantenimiento, al ser éste muy sencillo; permite la multiplicidad de funciones en los equipos (calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria); etc.

Otra ventaja añadida es su eficiencia energética y el consecuente ahorro en la factura energética; y contribuye a los objetivos medioambientales acordados por la Unión Europea mediante el uso de energía procedente de fuentes renovables y la reducción de emisiones de CO2; cumple con las normativas y la legislación; ….

 

“La bomba de calor será necesaria en el diseño de nuevos edificios, que ya desde el 1 de enero de 2021 deben ser de consumo casi nulo”

 

Considerando todo esto puede concluirse que el recorrido es muy largo. La trayectoria de la bomba de calor ha ido acompañada por el reconocimiento de organismos internacionales como Greenpeace, la Agencia Internacional de la Energía o la propia Comisión Europea.

Mirando hacia el futuro, estos mismos y otros organismos siguen apoyando el uso de tecnologías eficientes y basadas en renovables, como la bomba de calor. Será necesaria en el diseño de nuevos edificios, que ya desde el 1 de enero de 2021 deben ser de consumo casi nulo. La evolución hacia electricidad verde la hará más atractiva y aumentará sus posibilidades de hibridación con otras tecnologías como solar térmica, fotovoltaica o ventilación. La continua innovación por parte de los fabricantes en términos de funcionalidad, regulación y control permitirán una mejora continua de prestaciones y beneficios.

 

En materia de refrigerantes, ¿Cuáles son las alternativas?

La transformación del mercado de refrigerante ha sido impulsada en los últimos años por la necesidad de minimizar el efecto de las fugas en términos de emisiones de CO2 debido al alto potencial de calentamiento atmosférico (PCA) de muchos de los que se utilizan en el mercado.

Los productores de gases para la industria de la climatización y la refrigeración han puesto a disposición comercial de los fabricantes de componentes y de equipos, así como de las ingenierías, consultorías, instaladores y empresas de mantenimiento, un abanico de alternativas suficiente como para cubrir las necesidades actuales y adelantarse a las futuras. Como ejemplo, los equipos con refrigerantes de clase A2L, tales como el R32, el R152A o algunos basados en HFO (hidrofluorolefinas) ya están desde hace tiempo el mercado.

No existe una solución única para todas las aplicaciones. No existe una categoría de gases que sea óptima para todos los usos. Independientemente de que hablemos de refrigerantes orgánicos (HC y HFC saturados y no-saturados, descartando ya los CFC y HCFC) o inorgánicos (agua, aire, amoniaco, CO2), de puros o mezclas, de azeotrópicos o zeotrópicos… las opciones pasan por consideraciones técnicamente complejas que buscan el equilibrio entre rendimiento, seguridad, coste e impacto medioambiental: inflamabilidad, eficiencia energética, PCA, toxicidad, disponibilidad según cuotas de mercado…. son las variables que deben tenerse en cuenta.

 

“No existe una categoría de gases que sea óptima para todos los usos y aplicaciones”

 

Por su parte, los fabricantes, ingenierías e instaladores han realizado un salto cuántico en lo que respecta a diseño de equipos y de instalaciones para minimizar la carga de refrigerantes y, sobre todo, las fugas. En colaboración con la industria de componentes (compresores, evaporadores, válvulas, controles, fluidos, etc.) han avanzado en la innovación y desarrollo de soluciones sostenibles, asequibles y energéticamente eficientes, de manera que la elección de un refrigerante se haga con criterios sólidos y fiables. Desde AFEC recomendamos seguir siempre la recomendación de los fabricantes y expertos en cada aplicación concreta.

 

¿Qué otras tecnologías y soluciones marcarán tendencia en el sector en los próximos años?

Hay tendencias muy claras, como la de la bomba de calor, pero hemos comprobado que lo imprevisto puede jugar un papel crucial en el sector, lo cual dificulta las predicciones. Por ejemplo, la pandemia o la variabilidad en las condiciones climáticas han tenido un impacto significativo en las necesidades de ventilación o en la demanda de calor y frío, respectivamente. A pesar de ello, hay factores ya claros que guiarán nuestra industria y que se irán torneando de la mano de asociaciones, organismos y organizaciones.

La conectividad y la digitalización serán un impulso hacia edificios inteligentes en los que la integración de sistemas será necesaria para garantizar la sostenibilidad, seguridad y eficiencia energética, facilitando además a los usuarios el control y la regulación de sus equipos e instalaciones. Tras los meses de confinamiento existe un renovado interés en incorporar tecnologías avanzadas en el ámbito residencial, lo cual podría impulsar la demanda de mejores sistemas de climatización.

 

“La conectividad y digitalización serán un impulso hacia los edificios inteligentes”

 

El SaaS o “software como servicio”, es decir, software personalizable al que usuarios o empresas puedan suscribirse en lugar de tener que afrontar el coste de desarrollar el suyo propio, abre un nuevo potencial para los fabricantes de equipos de climatización y nuevas vías a la monitorización remota avanzada para mantenimiento preventivo.

Las tecnologías verdes tendrán un papel clave en la transferencia, transporte y almacenamiento de energías necesarias para frío, calor y agua caliente sanitaria.

La evolución de sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor, filtrado inteligente y regulación de humedad, así como de otros métodos de purificación mejorará la calidad del aire y la salubridad de hogares y espacios cerrados en general.

Por último, las nuevas soluciones y tecnologías conllevarán nuevas necesidades de formación y de habilidades, y por tanto como nuevas formas de impartir cursos, desarrollar aprendizajes y valorar nuevas contrataciones de personal y de servicios.

 

Con motivo de la pandemia, la feria Climatización y Refrigeración retrasa su edición 2021 al próximo mes de noviembre ¿Qué se espera de esta nueva edición que permitirá retomar de nuevo el contacto directo entre empresas y profesionales?

El retraso, efectivamente, se debe al deseo de que C&R sea una feria presencial. En 2020 se han realizado ferias online que permiten la divulgación de información y facilitan una plataforma de encuentros virtuales, pero que no logran uno de los principales objetivos que persiguen los visitantes a una feria: el contacto directo y la interacción (con colaboradores, aliados, clientes, proveedores, expertos, legisladores, competidores, …) no sólo a través de reuniones programadas en pequeños círculos, sino, más importante para nuestra cultura y nuestras expectativas, a través del encuentro casual, el pasilleo, las charlas más o menos informales en torno a un café… C&R será un foro de (re)encuentro excepcional.

Una edición presencial de C&R marcará un momento decisivo para el sector: los expositores mostrarán los avances en las tecnologías antes comentadas; se pondrán en valor nuevos planteamientos para potenciar los esfuerzos en rehabilitación y eficiencia energética; la dimensión de desarrollo sostenible y contribución a la descarbonización cobrará más relieve; se debatirá sobre normativas recientes y sobre cómo los fondos europeos para la reconstrucción podrán ayudar a financiar el impulso de nuestra industria; se presentarán casos de éxito de implementación de soluciones sostenibles… Todos los actores y todos los eslabones de la cadena de valor serán protagonistas.

 

¿Cuáles son los objetivos prioritarios en los que se va a centrar AFEC en este 2021?

En los últimos años, AFEC no sólo ha ganado más relevancia, sino que al mismo tiempo ha desarrollado las bases para un plan estratégico que garantice continuar con la buena labor y las actividades iniciadas hace años y con los excelentes resultados de 2020, que la convierten en una asociación de referencia en servicios al socio, relaciones institucionales, procesos legislativos y comunicación.

Dentro de dicho plan, AFEC seguirá adaptándose a las necesidades de cada momento, pues los cambios de mercado, la evolución de la tecnología y la complejidad legislativa, entre otros factores, hacen que se precise cada vez más el apoyo de la asociación a sus miembros, y que se intensifique la integración transversal de conceptos como equipos, ventilación, tratamiento/difusión de aire, regulación, sistemas, control, calor/frío, renovables, calidad de aire interior, salud, confort, mercado nacional/internacional, etc.

En este entorno, algunos de los objetivos prioritarios que AFEC se ha marcado son seguir con la difusión de la bomba de calor; la publicación de guías de recomendaciones relacionadas con ventilación, regulación y control o tratamiento del aire, entre otros; abrazar el reto de la digitalización; la promoción y coorganización de la feria C&R; informar sobre legislación y proyectos europeos; conseguir un alto nivel de concienciación sobre la importancia creciente de la regulación y control en el sector; etc.

Son objetivos ambiciosos, sin duda, pero detrás de ellos hay un gran equipo y un fabuloso elenco de socios comprometidos e involucrados que harán posible conseguirlos.