Se envía a Bruselas la actualización de la Estrategia para la Rehabilitación Energética en la edificación

Se envía a Bruselas la actualización de la Estrategia para la Rehabilitación Energética en la edificación

Con el objetivo de poner en marcha una ambiciosa agenda que permita reducir los consumos de energía final en usos térmicos en 29.910 Gwh para 2030, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha remitido a la Comisión Europea la nueva actualización de la ‘Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España’ (ERESEE 2020), conforme a la Directiva 2010/31/UE de eficiencia energética de los edificios (modificada por la Directiva (UE) 2018/844).

En esa estrategia se contemplan varios escenarios de intervención, medidas e indicadores de progreso, para la rehabilitación del parque edificatorio, la transformación económicamente rentable de los edificios existentes en edificios de alta eficiencia energética y la descarbonización del sector de aquí a 2050, mejorando y actualizando la primera estrategia, que se presentó en 2014, se mejoró en 2017 y ahora, tres años después como establece la Directiva, se actualiza y adapta su contenido atendiendo a nuevas directrices europeas, que han puesto el foco en la rehabilitación energética, tal y como refleja el ‘Green Deal’ o Pacto Verde, presentado a primeros de año.

 

Objetivos de la estrategia

Alineados con otros planes y estrategias desarrollados a nivel nacional, especialmente con el Plan Nacional de Energía y Clima, los contenidos de la ERESEE comparten esos objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de penetración de energías renovables y de eficiencia energética. Adicionalmente, también contempla los objetivos planteados en la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024, relacionados con la rehabilitación energética de los edificios.

Se desenvuelve en un marco en el que la edificación en su conjunto -residencial y terciaria- supuso aproximadamente el 30% del consumo de energía en España, unos datos confirmados para 2018, último ejercicio en el que se aportaron y que verifica como el peso de la edificación residencial alcanzó el 17,1% y el terciario el 12,4%.

El objetivo se persigue con el horizonte puesto en el 2050 es reducir en 36,6% el consumo de energía final del sector de la edificación en relación al consumo actual, pasando de los 304.276 GWh actuales (67% corresponden al sector residencial y el 33% restante al sector terciario) a 192.728 GWh, y que el consumo de energía procedente de fuentes fósiles, que se sitúa actualmente en torno a los 126.211 GWh (72.448 GWh en el sector residencial y 53.763 GWh en el sector terciario), se reduzca a prácticamente cero.

 

Publicar un Comentario