Así será el reparto de los 72.000 millones previstos en el Plan de Recuperación del Gobierno

Así será el reparto de los 72.000 millones previstos en el Plan de Recuperación del Gobierno

En el marco de un escenario muy desolador para el conjunto de la economía española, que no consigue levantar cabeza ante el anuncio de las continuas restricciones que se están aplicando para poner freno a los brotes del coronavirus, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez presentó este miércoles el Plan de Recuperación, con el que se quiere dar un golpe de timón al rumbo actual, apostando desde ahora por un modelo de país sustentado en la sostenibilidad, digitalización e innovación. Unos pilares “mucho más robustos” que, según el presidente del Gobierno, van a desencadenar el desarrollo de la segunda gran modernización de la economía española.

Avanzó Sánchez que el Plan de Recuperación, inspirado en la Agenda del Cambio, en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, va a movilizar en los próximos tres años el 50% de los recursos con los que cuenta España gracias a las ayudas de la Unión Europea,  concretándose en unos 72.000 millones de euros que movilizarán, según el presidente, unos 500.000 millones y generarán 800.000 puestos de trabajo. Para conseguirlo, una partida significativa de ese montante –un 37% del total- se destinará a inversión en renovables y sostenibilidad, mientras que otro 33% se destinará a impulsar la digitalización.

Cuatro estrategias, diez políticas tractoras

El Plan diseñado para el periodo 2021-2023  se estructura en torno a cuatro líneas estratégicas claves, sobre las que el Gobierno ya ha venido actuando. Se trata de la transición ecológica, la transformación digital, la igualdad de género y la cohesión social y territorial. Cuatro ejes cruciales que vertebrarán la respuesta del país para encarar la recuperación y darle un impulso a largo plazo a la economía.

Pero también identificó diez líneas tractoras, que incidirán directamente en los sectores productivos que guían la transformación del tejido  económico y social. Esos diez ejes tractores del cambio se concretan en:

  • La Agenda urbana y rural, la lucha contra la despoblación y el desarrollo de la agricultura, que concentra el 16% de los recursos con el objetivo de mejora de la habitabilidad de entornos urbanos y dar respuesta a las necesidades del entorno rural.
  • Impulso de las infraestructuras y los ecosistemas resilientes, que contará con el 12% de los recursos a través de proyectos como el Plan de Conservación y Restauración de Ecosistemas, o el Plan de Preservación de Infraestructuras Urbanas, Energéticas y de Transporte, entre otros.
  • Transición energética justa e inclusiva, a la que se destinará el 9% de los recursos para situar al país a la cabeza de la renovación energética.
  • Promover una Administración pública moderna, capaz de actuar como motor de los cambios tecnológicos, con reformas que supondrán un 5% de los recursos para acometer, entre otras, la modernización del sistema de justicia.
  • Modernización y digitalización del tejido empresarial, destinándose el 17% de los fondos ante la necesidad de apoyar al colectivo y garantizar la competitividad industrial.
  • El pacto por la ciencia y la innovación y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud, que contará con el 17% de los recursos.
  • Educación y el conocimiento, la formación continua y el desarrollo de capacidades, que concentrará el 18% de los recursos y con el objetivo claro de invertir en capital humano.
  • Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo, un apartado que incluyen, entre otros, planes de choque para la economía de los cuidados de larga duración a personas mayores y dependientes, el refuerzo del Sistema Nacional de Dependencia o la modernización de las políticas activas de empleo. A ello se destinara el 6% de los recursos.
  • Desarrollo de la de la cultura y el deporte, con el 1,1% de los recursos.
  • Modernización del sistema fiscal, incrementando la progresividad y redistribución de los recursos para lograr un crecimiento inclusivo y sostenible.

Adelanto de 27.000 millones del Plan

Para desarrollar esas estrategias, el Fondo de Recuperación Europeo dispone de dos instrumentos que canalizarán los recursos; por un lado, la Facilidad para la Recuperación y la Resiliencia, que concentra el grueso con 59.000 millones en transferencias, y por otro lado el REACT-EU que permite a nuestro país obtener financiación por un importe de 12.400 millones.

No obstante, ante la urgencia de recuperar cuanto antes la economía, el Gobierno ha dado un paso al frente al incluir en los próximos Presupuestos Generales del Estado una cantidad cercana a los 27.000 millones de euros contenidos en el Plan. Un adelanto que, más allá de los tiempos que maneja la Comisión para los pagos, va a permitir acelerar la ejecución del Plan desde el mismo momento en el que los Presupuestos Generales del Estado se aprueben.

En línea con esa argumentación, Sánchez apuntó que “el Plan que hoy presentamos y los Presupuestos Generales que lo activan ofrecen una oportunidad única para demostrar el ímpetu de nuestro país y para poner a prueba la buena política, la que facilita acuerdos, la que propicia soluciones”. Un plan idóneo, según el presidente, para “el presente y futuro de España”.

Publicar un Comentario