AVI respalda el desarrollo de un nuevo sistema doméstico de carga rápida para vehículos eléctricos

AVI respalda el desarrollo de un nuevo sistema doméstico de carga rápida para vehículos eléctricos

El proyecto de la firma valenciana Ampere Energy de desarrollar un nuevo cargador de vehículo eléctrico de uso doméstico, capaz de optimizar el actual proceso de carga, cuenta ya con el respaldo y apoyo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI).

Se trata de un nuevo cargador que no sólo reduce los tiempos, sino que permite la bidireccionalidad o carga inversa, por lo que el usuario podrá recargar su vehículo más rápidamente y, al mismo tiempo, aprovechar la energía acumulada para alimentar la vivienda o volcarla a la red, “lo que en la práctica convierte el parque móvil eléctrico en baterías portátiles”, comentan fuentes del AVI.

El proyecto de Ampere Energy, en el que también colabora el Instituto Tecnológico de Energía (ITE), integra el convertidor de corriente en el propio cargador doméstico, al igual que las estaciones de servicio de carga rápida, dotando al dispositivo de capacidad de gestión y bidireccionalidad en el flujo de energía. De esta forma, se consiguen numerosa ventajas adicionales en sus funcionalidades. Así, permite la carga del vehículo de forma adaptativa e inteligente para, por ejemplo, ajustar el proceso de ‘repostaje’ al límite de potencia eléctrica contratada o a la disponibilidad de energías renovables, en el caso de contar con una instalación de autoconsumo.

Transferir energía

Destaca la capacidad del convertidor para transferir energía desde el vehículo eléctrico a la vivienda en momentos puntuales, como en el caso de un corte de suministro o como respuesta a un consumo superior a la potencia contratada. Pero esa flexibilidad en la gestión de los flujos de energía no se limita al entorno doméstico, sino que abre la puerta a que “un operador de red pueda gestionar los recursos energéticos de estos vehículos para, por ejemplo, aliviar la congestión durante picos de demanda o para absorber la sobreproducción de energía de origen renovable”, reconocen desde AVI.

Tanto diseño del cargador como los desarrollos necesarios del software se incluyen a la hora de integrar este nuevo sistema de carga en las aplicaciones de monitorización y gestión eléctrica de Ampere. Su finalidad no es otra que permitir que el usuario tenga el máximo control de los flujos de energía de su hogar.

En este ámbito destaca una de las principales contribuciones del ITE, participando sus técnicos en el desarrollo de los algoritmos necesarios para incorporar los cargadores y los propios vehículos eléctricos en el sistema de gestión integral.

Con todo, el plazo estimado en el que se espera obtener los primeros resultados del proyecto es a mediados del año próximo, dejando de margen hasta finales de ese ejercicio para completar el proyecto con una nueva versión del dispositivo adaptada a un segundo protocolo de carga. Será entonces cuando el nuevo cargador resultará compatible con las tecnologías desarrolladas por los principales fabricantes del sector de la automoción.

 

Publicar un Comentario