Bruselas propone impulsar y dar un enfoque común al despliegue de la tecnología 5G

Bruselas propone impulsar y dar un enfoque común al despliegue de la tecnología 5G

La Comisión Europea ha publicado la Recomendación de las nuevas medidas encaminadas a reforzar la competitiviodad digital de Europa, reclamando sobre todo mayor inversión en infraestructuras de conectividad de banda ancha de muy alta capacidad, incluida la 5G, y un enfoque común de los Estados miembros.

Considerada la piedra angular de la transformación digital y un pilar esencial de la recuperación, la tecnología 5G ofrecerá importantes oportunidades económicas en los próximos años, dado que es un activo crucial para la competitividad europea y la sostenibilidad, así como un importante elemento facilitador de los futuros servicios digitales.

Garantizar la competitividad de la Unión

Paralelamente, y con una estrecha vinculación a dicha Recomendación, la Comisión ha propuesto un nuevo Reglamento para que la Empresa Común de Informática de Alto Rendimiento Europea mantenga y haga avanzar la posición destacada de Europa en la tecnología de supercomputación a fin de sustentar toda la estrategia digital y garantizar la competitividad de la Unión en el contexto mundial.

Con esta Recomendación, la Comisión invita a los Estados miembros a que se pongan de acuerdo para desarrollar, de aquí al 30 de marzo de 2021, un enfoque común, en forma de conjunto de herramientas que contenga las mejores prácticas, para que se desplieguen oportunamente redes fijas y móviles de muy alta capacidad, incluida la 5G. Los objetos a conseguir son:

  • Reducir el coste y aumentar la velocidad de despliegue de las redes de muy alta capacidad, en particular eliminando los obstáculos administrativos innecesarios;
  • Facilitar un acceso oportuno al espectro radioeléctrico 5G y fomentar las inversiones de los operadores en la expansión de la infraestructura de red;
  • Establecer una mayor coordinación transfronteriza para las asignaciones de espectro radioeléctrico, con el fin de apoyar servicios de 5G innovadores, en particular en los ámbitos de la industria y el transporte.

Adicionalmente, la Recomendación establece orientaciones sobre las mejores prácticas para proporcionar un acceso oportuno al espectro radioeléctrico para la 5G, así como para garantizar una mayor coordinación de la asignación del espectro para las aplicaciones transfronterizas de 5G. Esto es especialmente importante para posibilitar una movilidad conectada y automatizada, así como la digitalización de la industria y las fábricas inteligentes.

Redes seguras y resilentes

La Recomendación también suguiere la necesidad de garantizar que las redes 5G sean seguras y resilientes. Los Estados miembros han trabajado conjuntamente con la Comisión y la Agencia de la Unión Europea para la Ciberseguridad (ENISA) en un conjunto de herramientas con medidas y planes de mitigación, diseñado para abordar eficazmente los principales riesgos para las redes 5G. En julio se publicó un informe de situación.

Destacar que también se basa en la Directiva sobre la reducción de costes de la banda ancha, impulsando el despliegue de redes de alta velocidad mediante la reducción de los costes de despliegue a través de medidas armonizadas para garantizar que los proveedores y operadores de redes puedan compartir la infraestructura, coordinar obras civiles y obtener los permisos necesarios para el despliegue.

Pasos a seguir

Con todo, se pide a los Estados miembros que determinen y compartan las mejores prácticas en relación con la caja de herramientas a más tardar el 20 de diciembre de 2020. Además, deben ponerse de acuerdo sobre la lista de las mejores prácticas a más tardar el 30 de marzo de 2021.

Como anunció en febrero en su estrategia ‘Configurar el futuro digital de Europa’, se prevén dos nuevas acciones en este ámbito:

  • La actualización de su plan de acción sobre 5G y 6G en 2021. El plan actualizado se basará en las acciones de la presente Recomendación relacionadas con el espectro y las ampliará. Estudiará los progresos realizados hasta la fecha y fijará nuevos y ambiciosos objetivos para el despliegue de las redes 5G.
  • La revisión de la Directiva sobre reducción de costes de la banda ancha. Los próximos pasos de este proceso son la puesta en marcha de una consulta abierta en otoño de este año y de un estudio específico para evaluar la Directiva actual y el impacto de varias opciones políticas.

Publicar un Comentario