Un municipio de Castellón exporta su modelo de comunidad energética a otros 4 ayuntamientos

Un municipio de Castellón exporta su modelo de comunidad energética a otros 4 ayuntamientos

El municipio de Canet d’en Berenguer, pionero en sumarse a la evolución hacia un nuevo sistema energético local descentralizado, justo, eficiente y sostenible, ha exportado su modelo de Comunidad Energética Local (CEL) a cuatro ayuntamientos del interior de la provincia de Castellón.

El anuncio se realizó tras concluir una primera reunión entre los responsables de esas poblaciones y Pere Antoni Chordá, alcalde de Canet, convertido ya en uno de los cinco primeros CEL de la Comunitat Valenciana. Los asistentes al encuentro fueron: el concejal de la Todolella, Alfredo Querol; la alcaldesa de Palanques, Lucía Martí; el asesor del Ayuntamiento de la Mata, Javier Montserrat. y el alcalde del Portell de Morella, Álvaro Ferrer.

 

Sensibilidad con el medio ambiente

Precisamente, Querol, erigiéndose en portavoz del grupo, aseguró que la apuesta por las energías renovables “es clara”, ya que todos ellos son “municipios con una gran sensibilidad por el medio ambiente y con un firme compromiso de reducir las emisiones de CO2”, de ahí la búsqueda  de un proyecto energético “viable y sencillo que cumpliera con estas expectativas”. La respuesta está Canet, un proyecto que consideran “el más interesante, y el que mejor se adapta perfectamente a lo que nosotros queríamos”, al tratarse de poblaciones no muy grandes y con unas características muy similares.

Con la referencia de Canet, estos cuatro municipios tienen la intención de crear una comunidad energética a través de Sapiens Energía, entidad sin ánimo de lucro y con una importante trayectoria en el campo de las energías renovables, al ser promotora de comunidades de autoconsumo energético por toda España.

El modelo a exportar consiste en la construcción de instalaciones de autoconsumo en los edificios públicos, financiadas hasta el 65% a fondo perdido por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace). En el caso de Canet, el 50% de la energía generada se destina al autoconsumo de esos edificios públicos, mientras que del 50% restante beneficia al vecindario, que gracias a esta iniciativa de generar parte de la energía que consumen verán reducciones de entre un 20% y un 30% en sus facturas eléctricas.

El alcalde de Canet d’en Berenguer puntualizó que el objetivo de este proyecto es “fomentar el ahorro energético, reducir la dependencia energética de la red y de los altibajos del mercado y el cuidado del medio ambiente”, recordando además que “reportará importantes beneficios para la economía local y doméstica de cientos de familias, que notarán un ahorro importante en la factura eléctrica, y para el medio ambiente, con una importante disminución en las emisiones de CO2”.