Carandini incorpora su iluminación inteligente a un túnel de las Rondas de Barcelona

Carandini incorpora su iluminación inteligente a un túnel de las Rondas de Barcelona

Carandini incorpora su iluminación inteligente en un túnel de reciente creación de las rondas de Barcelona. El proyecto integral ha abarcado desde las fases iniciales de establecimiento de los requerimientos lumínicos a la definición de la solución de alumbrado, fabricación y suministro, sin olvidar de la culminación de la asistencia para la instalación y puesta en marcha.

Tras haber iluminado los túneles de estas Rondas hace más de tres décadas, Carandini afrontó el reto de incorporar un sistema más inteligente y basado en la tecnología LED en este último. La opción más indicada fue la luminaria T-MAX de Carandini, ya que está específicamente diseñada para túneles, y aporta una gran variedad de flujos lumínicos, distribuciones fotométricas y opciones de fijación para responder con éxito ante las múltiples casuísticas que se dan en estos espacios tan concretos.
Niveles de luminancia requeridos

Sin embargo, para iluminar un túnel de nueva creación en el seno de la ciudad de Barcelona, Carandini tuvo que emplearse a fondo para dotar a las instalaciones de los niveles de luminancia requeridos sin descuidar los parámetros determinantes a la hora de valorar la calidad de la iluminación de una instalación. Algunos de esos parámetros son la uniformidad, tanto global como longitudinal, así como la minimización del deslumbramiento, que puede entrañar un gran riesgo para los usuarios en su paso por el túnel.

Además, una de las claves del éxito del proyecto fue la instalación y puesta en marcha de una solución inteligente de alumbrado para el túnel sin interrupción del tráfico diurno. Lograrlo, requirió el despliegue de un gran equipo de profesionales, porque parte de la iluminación se ubicó de forma anterior al cubrimiento del túnel y la otra parte se ubicó de forma posterior, cuando los muros y la cobertura estaban completadas.

Otro de los retos durante todo el tiempo que duró la obra fue la circulación de vehículos durante el día mientras los elementos del sistema de control, así como otros componentes de la red eléctrica, no estaban ubicados todavía. Las labores de la dirección de obra y la empresa constructora fueron claves para lograr que el paso de los usuarios por el túnel fuera seguro, aunque hubiera trabajos constructivos llevándose a cabo.

Ya en su puesta en marcha, el uso de un sistema por onda portadora y la precisión en la instalación permitió que las luminarias se comunicaran correctamente con los equipos de control, reduciendo enormemente los tiempos de ejecución gracias a que la identificación de luminarias se había realizado de forma previa. Así, una vez el sistema cobró vida, lo más importante fue consolidar los datos y garantizar la correcta operación del sistema ante todo tipo de circunstancias. Una vez logrado, la puesta en marcha se centró en la realización de pruebas de los principios de funcionamiento del sistema, integración de datos, así como optimización de los parámetros de regulación de las luminarias.

Las dificultades para dotar de iluminación adaptativa a un túnel con gran afluencia de vehículos en las rondas de Barcelona son inimaginables; y más si durante el día se mantiene la afluencia de tráfico. Es por ello por lo que la experiencia de Carandini ha brillado con fuerza para avanzar con solidez en cada una de las fases del proyecto.

Publicar un Comentario