Diego Díaz López: “Nuestra obligación es estar al día en los ultimos avances y compratirlos con los clientes”

Diego Díaz López: “Nuestra obligación es estar al día en los ultimos avances y compratirlos con los clientes”

Diego Díaz López reconoce que, en los momentos actuales, la recuperación económica y el empleo vendrán de la mano del desarrollo sostenible y la eficiencia energética. Fundador en 1992 de la empresa que lleva su mismo nombre, este profesional de la distribución es consciente de que el sector se encuentra en la posición más idónea para liderar esa electrificación, reconoce que las inversiones actuales de la empresa apuntan a potenciar más las líneas de energías renovables, digitalización y movilidad eléctrica.

 

¿Qué balance puede hacernos del ejercicio pasado, sometido a los vaivenes de una crisis y situación
nunca antes vivida, y qué capacidad de adaptación y de recursos ha puesto en marcha la empresa para apoyar a susclientes instaladores?

Por suerte, llevábamos desde 2017 inmersos en un proyecto de digitalización de procesos internos, reduciendo el papel y virtualizando puestos de trabajo, lo que nos facilitó mantener el servicio habitual y la relación con nuestros clientes.
Durante las semanas de confinamiento más estricto y con toda la incertidumbre existente, nuestro objetivo fue no perder el contacto con nuestros clientes y apoyarles en todo lo posible, por ejemplo, canalizando la información que nos iba llegando desde las distintas asociaciones o aportándoles material
sanitario de primera necesidad que no se encontraba fácilmente. Además de proporcionarles acceso a formaciones muy específicas que venían coordinadas desde Aúna.

En cuanto a lo económico, podemos decir que somos muy afortunados al estar en números cercanos a 2019, gracias a la reacción de nuestros clientes y al gran trabajo de nuestro equipo, principalmente,
potenciando soluciones de eficiencia energética y digitalización, que tan buenos resultados nos ha dado.

Entendemos que es difícil hacer previsiones, pero qué lectura pueden hacer del ejercicio que ahora arranca y qué estrategia desplegarán para conseguir materializar sus objetivos.

Este año, sin duda, seguirá marcado por la incertidumbre derivada de la pandemia mundial que nos afecta, de ahí que nuestro principal objetivo sea mantenernos cerca de nuestros clientes, atender en la medida de lo posible sus necesidades y dar respuesta también a sus preocupaciones, y hacerlo todo bajo unas condiciones de gran seguridad, tanto para los clientes, como para nuestro equipo.

Consideramos fundamental estar muy al día de las tendencias marcadas por el contexto en el que nos encontramos, en el que los cambios se suceden con mucha rapidez e impactan en los hábitos de compra de los consumidores. Productos relacionados con la seguridad en espacios públicos y en el hogar, así como los asociados con la eficiencia energética, seguro que estarán en lo más alto de ese listado.
Queremos ser optimistas y pensar que para el segundo semestre, cuando una parte de la población esté vacunada y con la experiencia adquirida por todos sobre cómo gestionar esta situación, harán que los números seán más positivos para el sector y para la economía en general.

En la segunda mitad del año, COFIAN se convertirá en cita obligada para los profesionales del sector, pero ¿qué valoración pueden hacernos del evento y de qué forma puede generar mayor actividad al sector de las instalaciones?

Hay muchas expectativas puestas en COFIAN, parte de las cuáles vienen derivadas de poder contar tanto con el apoyo institucional andaluz al más alto nivel, como con el respaldo de las principales asociaciones y los fabricantes más representativos del sector.
Además, cómo no, de un equipo organizador formado por instaladores y la distribución, coordinado por la misma empresa que lleva años organizando EFICAM, con críticas tan positivas desde sus inicios. En este sentido hay que agradecer a FADIA que dieran el paso tan importante de poner en marcha esta feria y que cuente con ADIME para la organización de este evento.
En cuanto a la actividad del sector, si bien, no será algo que podamos percibir a corto plazo, a buen seguro todos los asistentes se llevarán de la feria un nuevo enfoque a su modelo de negocio, al conocer de primera mano las últimas tendencias y cómo hay muchos de sus colegas de profesión que ya las
están aplicando.

El certamen, además de convertirse en un foro idóneo para visibilizar la realidad del mercado, contribuirá a poner en valor las tecnologías punteras que están llamadas a liderar la transformación del modelo energético, como es el autoconsumo, movilidad eléctrica o eficiencia, ¿cómo lo perciben desde su empresa?

Sin duda alguna son los vectores de crecimiento en los que podremos lograr un mayor desarrollo en los próximos años. Además, llegarán fondos desde Europa que apuntan en esta dirección y poder tener un contacto de primera mano en COFIAN nos ayudará, sin duda, a dar un nuevo impulso y poner
en valor, de cara a nuestros clientes, todas las herramientas y soluciones que nos proporcionan los fabricantes.
En nuestro caso, desde hace unos años hemos apostado por movilizar recursos para potenciar esas áreas y con resultadosmuy positivos.

COFIAN cuenta con el importante soporte de ADIME, entidad muy activa a la que ustedes pertenecen,
pero ¿qué papel juega el asociacionismo de cara a afrontar los retos del mercado y qué tipo de sinergias se crean?
Un buen ejemplo, sin duda, ha sido el Covid y cómo ADIME ha reaccionado ante la incertidumbre,
especialmente durante los meses de marzo y abril del pasado año. En un momento tan duro para todos y con tanto caos normativo, en ADIME pudimos encontrar apoyo y respuesta a muchas dudas. Como distribuidores teníamos a quién dirigirnos en un momento muy complejo para todos.
Además, consiguieron poner en valor nuestro sector, tan poco reconocido por la administración, al presionar ante las instituciones logrando que la distribución tuviese consideración de actividad
esencial. Esto nos permitió seguir prestando un servicio crítico que afecta a todos los ámbitos de la sociedad.

¿Cómo se han ido dimensionando y creciendo desde su constitución en 1992 y con cuántas instalaciones cuentan en estos momentos? ¿Tienen en mente planes de más expansión?
Realmente ha sido un crecimiento muy orgánico, apoyado en los resultados del negocio, y manteniendo nuestra filosofía de compromiso y cercanía con nuestros clientes. Actualmente contamos con cuatro delegaciones, ubicadas en Estepona, San Pedro Alcántara, Marbella y Los Barrios. La localización de nuestras delegaciones y la formación de nuestros equipos, unido al apoyo logístico que nos proporciona Aúna con nuestro CLC, nos permiten dar un servicio muy personalizado a cada cliente y
en un amplio rango de acción.

Reinventarse y ofrecer valor añadido está en el ánimo de las empresas competitivas,  ¿cómo lo ponen en práctica en Diego Díaz?
Por supuesto que compartimos esa visión. Es imprescindible para mantenerse en la senda de crecimiento, y más en los tiempos que corren, donde la evolución tecnología es más rápida que nunca.
En nuestro caso, consideramos que una parte fundamental de nuestros servicios es el asesoramiento, por
lo que es nuestra obligación intentar estar al día de los últimos avances y compartir ese conocimiento con nuestros clientes, para que puedan tomar decisiones bien fundamentadas y, en algunos casos, servirles como fuente de inspiración para el desarrollo de sus proyectos. Es por ello que tenemos una
política de formación interna muy exigente, apoyándonos en las herramientas de Aúna y también en formaciones in-company.

Preciosamente la formación, especialmente online, ha dado un salto cualitativo en todo este tiempo, ¿cuál diría que es el posicionamiento de la compañía? ¿creen que es momento más óptimo para que en el sector convivan lo presencial y lo virtual?

Sin duda, en materia de formación, nos hemos visto obligados a dar pasos acelerados en la virtualización, por suerte, contábamos con el soporte de Aúna, que dentro de sus servicios cuentan
con un pilar fundamental como es la formación a nuestros equipos y clientes.
Disponer de esas herramientas nos permitió aprovechar la coyuntura de tener a muchos clientes y proveedores trabajando desde casa y poder lanzar webinarios y seminarios online con muy buena acogida.Durante el confinamiento más estricto se multiplicaron en número y ampliamos la oferta de forma considerable, algo que seguro se mantendrá en el tiempo, porque nos permite
llegar a más clientes y ofrecerles información puntera de valor en un amplio rango de materias.

Háblenos de otros objetivos previstos a corto y medio plazo.
Estamos convencidos que la recuperación económica y el empleo estarán fundamentados en el desarrollo sostenible como nuevo modelo socioeconómico. Es por ello que disponer de energía asequible y no contaminante se volverá fundamental en el corto plazo, además respaldados por los fondos
europeos, que servirán como motor de impulso económico en este aspecto.
Por estos motivos, consideramos que nuestro sector se encuentra en el momento y lugar adecuado para ser parte importante de este nuevo desarrollo. Como no podría ser de otra forma, nuestras inversiones se materializarán en potenciar más aún nuestras líneas de energías renovables, la digitalización y la movilidad eléctrica.