Digamel refuerza su estrategia sostenible con el lanzamiento de la campaña: Reduce, REcicla, REutiliza

Digamel refuerza su estrategia sostenible con el lanzamiento de la campaña: Reduce, REcicla, REutiliza

A través de la campaña de concienciación medioambiental que tiene por lema ‘Reduce, REcicla, Reutiliza’, la distribuidora Digamel refuerza su estrategia y compromiso de sostenibilidad, incorporando mejoras evidentes tanto en los procesos logísticos de la compañía, como en espacios laborales y administrativos. Con esta iniciativa, la empresa busca avanzar en ese proceso de sensibilidad, encaminado a reducir al máximo la utilización de plásticos, así como de materiales de un solo uso, impulsando el reciclaje, la gestión de residuos y la utilización de energías limpias.

Entre las medidas adoptadas por Digamel figura tanto la formación interna del equipo como primer paso para alcanzar ese mayor grado de concienciación como la apuesta por materiales reciclables o reutilizables, la digitalización de archivos con alojamiento seguro en la nube y la incorporación de vehículos eléctricos a su flota de reparto.

Con este, ya son doce los compromisos que se incorporan al plan de sostenibilidad de Digamel. Unos compromisos que se renuevan y actualizan, sumando nuevas iniciativas que favorecen la preservación del medio ambiente. Así, en esa relación actualizada figuran desde dotar a todo el personal de una taza y una botella de cristal para evitar el uso interno de desechables, a la eliminación de las bolsas de plástico de los almacenes, sustituyéndolas por bolsas de papel kraft.

La compañía también gestiona adecuadamente los residuos, reciclando aquellos materiales de difícil degradación y ha habilitado puntos de recarga en sus parkings, predicando con su propio ejemplo de utilizar vehículos eléctricos e híbridos en sus flotas de transporte.

Compromiso compartido

Los compromisos no sólo competen a la corporación sino que llegan directamente a los trabajadores, a los que se les propone compromisos personales para que se evalúen en sus buenas prácticas medioambientales.

Entre ellas figura tanto la optimización de la temperatura del climatizador a un punto no perjudicial para el ecosistema, como el mejor aprovechamiento de la luz natural, la gestión de la documentación en la nube o compartir archivos sustituyendo a la impresión, así como reciclar bolsas y sobres para uso interno, apagar el ordenador al finalizar la jornada tanto durante el mediodía como al final del día o el uso de movilidad sostenible para desplazarse al puesto de trabajo.

Se trata, en suma, de un conjunto de prácticas que muchos profesionales de Digamel incorporan a su día a día tras una continúa e intensa campaña de concienciación realizada por la empresa para implicar a todo su equipo, al que anima a incorporar nueva propuestas a esa lista, que pueden compartir con el resto de compañeros al final de año, accediendo además a un premio a la responsabilidad medioambiental incentivado por Digamel con ese objetivo final de “REducir REciclar y REutilizar cada día de forma más eficiente y colaborativa”, según apuntan fuentes de la empresa.

Publicar un Comentario