Echa a andar EFIC@M, con un importante despliegue de innovaciones y sesiones formativas

Echa a andar EFIC@M, con un importante despliegue de innovaciones y sesiones formativas

Ayer echó a andar la primera edición de EFIC@M con un importante registró de profesionales censados. Más de 2.000 visitantes de todo el país, con independencia de los que se vayan sumando estos días, arrojan un saldo muy interesante de contactos de alto nivel en un certamen virtual, que fomenta la interactuación y el dialogo constructivo entre expositores y profesionales.

En la primera de las jornadas, los visitantes, además de acceder a los distintos stands de las primeras firmas del mercado y apreciar sus innovaciones de producto, pudieron también conectar con programa de formación virtual que se inauguró con uno de los temas que mayor interés suscitan entre el colectivo de profesionales: El Autoconsumo  en comunidades de propietarios, una jornada que, conducida por el responsable de diseño de Redes de Unión Fenosa Distribución Naturgy, Alberto Espliego, permitió determinar las distintas tipologías de autoconsumo que existen, junto a sus esquemas de conexión, profundizando además en las instalaciones en las viviendas y los requisitos precisos para realizarlas.

Tipologías en autoconsumo

Espliego, un habitual colaborador de los instaladores madrileños, comenzó señalando que las tipologías en autoconsumo, junto a los requisitos de conexión, se convierten en  elementos importantes “para que la instalación siga un trámite normal y no quede enquistada por el camino”. De entrada, el ponente señaló que en esa tipología converge la combinación de una serie de elementos que componen una instalación de autoconsumo, esto es: clasificación, modalidad, proximidad, modo de funcionamiento, tecnología de generación y configuración de medida. La combinación origina 37 tipologías administrativas reconocidas por la CNMC, cada una de ellas con “sus fórmulas de medida, liquidación, pago y peajes o reparto de energía” que, desde el punto de vista de las instalaciones, se convierten en 23 tipologías distintas a las que debe ajustarse cada proyecto.

Con la advertencia de que “para tramitar bien una instalación de autoconsumo lo primero que hay que saber a cuál de esas tipologías genéricas corresponde la instalación a realizar”, el ponente pasó a detallar los elementos a considerar en cada uno de los apartados. Entre los elementos a considerar en el elemento de clasificación identificó dos tipos de instalaciones: individuales o colectivas, y lo mismo ocurre con la modalidad, que contempla la variable de con excedentes o sin ellos, incluyendo en este último el mecanismo anti-vertido.

En cuanto a proximidad, destacó que puede ser a red interior, mixto o red de distribución, mientras que el modo de funcionamiento se articula bien de forma dependiente o separada. Tras distinguir en las tecnologías de generación entre ren-co-res (renovables-cogeneración-residuos) y no ren-co-res (que precisa medir la generación neta), en el apartado de medida apuntó dos clasificaciones: A o solo fronteras (genérica) y B o frontera y generación neta.

Llegados a este punto, el ponente aconsejó consultar los 70 esquemas resultantes en la web de UFD, donde también se incluye información precisa para los instaladores sobre el listado de mecanismos anti-vertidos e inversores certificados, en disposición de las UNEs correspondientes, ofreciendo la posibilidad de incluir certificaciones adicionales en otra sección de la página.

Dos esquemas que aglutinan el 98% de las instalaciones

Centrándose en las instalaciones de generación que se realizan edificios de viviendas, señaló que hay unos 20 esquemas concretos de los que dos de ellos aglutinan el 98% de las más frecuentes. Se trata de instalaciones de “autoconsumo colectivo con excedente conectado en instalaciones de enlace y modo independiente”, que el ponente ilustró con ejemplos de esquemas de conexión frecuentes y posibles.

La parte final de la exposición la dedicó Espliego a detallar los requisitos técnicos que afectan a la red interior, determinando los elementos imprescindibles en el punto de medida, la instalación de interior y en el CMPG o inversor. También recordó que desde Interior se van a actualizar totalmente las ITC-BT 12, 32 y 40, creándose una nueva -la 53-. Con un tercer borrador ya realizado, se espera su pronta aprobación para que el Reglamento recoja de forma unificada las instalaciones de autoconsumo, “algo que no sucede ahora mismo”, apuntó el responsable de la eléctrica quien además dejó tres cuestiones en el aire que crean bastante conflicto: quién certifica que los inversores cumplen con los requisitos de la normativa, cómo se comprueba que el mecanismo anti-vertido cumple con los ensayos y si se garantiza el cumplimiento de la ICT-BT 40 que limita la potencia máxima de generación a conectar cuando hay varias instalaciones.

Concluyó con las recomendaciones a seguir para que una instalación se tramite bien y no dé problemas de interpretación, destacando entre los requisitos necesarios la utilización de las nuevas envolventes normalizadas en edificios nuevos y el sustituir un IGM actual por otro con protección de sobretensiones en los edificios ya existentes “que suelen dar más problemas”. De cumplirse todo ello, Espliego aseguró que “la tramitación de los expedientes de la instalación física no debería encontrarse con ningún problema”.

Pueden acceder aquí a la jornada completa sobre Autoconsumo y comunidades de propietarios.

Publicar un Comentario