El Gobierno estudia presentar el nuevo Plan Moves 2020 a finales de mayo

El Gobierno estudia presentar el nuevo Plan Moves 2020 a finales de mayo

Adelanta AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico) que el borrador con las bases del Real Decreto que regula las bases del Plan Moves 2020, que ofrece incentivos para apoyar la movilidad sostenible, podría publicarse a finales de mayo o principios de junio, ya que se encuentra a la espera de introducir los últimos ajustes.

Desde la Asociación avanzan que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha redactado un primer borrador, con un presupuesto inicial de 65 millones de euros y la novedad de poner fin de la obligación de achatarrar un vehículo antiguo, que se encuentra en manos de los ministerios correspondientes para dar forma definitiva al documento.

Unos 50 millones de euros de los 65 presupuestados inicialmente procederían de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, de la partida concreta que se había destinado al impulso de este tipo de movilidad, ya que en 2019 se utilizaron los fondos no gastados de 2018. Los restantes 15 millones procederían de la cuantía no empleada del Movalt Vehículos y del Movalt Infraestructuras, como se denominó este programa en 2017.

Entre las novedades que podría aporta el nuevo Plan figura la de suprimir la obligación que existía hasta ahora de achatarrar un vehículo de más de 10 años para poder beneficiarse de la ayuda a la compra. En principio, los organismos competentes están barajando la posibilidad de eliminar la condición de dar de baja un automóvil antiguo, aunque que si se hace, podría incrementarse la subvención.

Gestión del reparto de fondos

Lo que no variará es el reparto de los fondos entre las comunidades, ya que se realiza respondiendo a las sentencias del Tribunal Constitucional, que admiten que los incentivos en materia energética son competencia de las autonomías, aunque corresponde al IDAE planificar y coordinar los planes, una condición que se traduce en un retraso de la puesta en marcha del plan en casi dos meses para su ejecución, ya que una vez que se publica en el BOE, las comunidades autónomas disponen de esos 60 días para determinar los planes, aunque, tomando como referencia el ejercicio anterior, es probable que en 2020 la ejecución resulte más ágil.

La Asociación estima que esa dilatación en el tiempo, perjudicial en otras circunstancias, ahora podría convertirse en algo positivo, al entrar en vigor la activación de las ayudas para los meses de verano, cuando al desescalada tendría que haber finalizado, tras la crisis del coronavirus.

La activación del Plan Moves será un importante revulsivo para la recuperación de este sector, pero no la única medida demanda por las patronales del sector. Conjuntamente, claman por un plan de choque que incluiría una línea de ayudas de unos 300 millones para incentivar el mercado español, con independencia del tipo de tecnología, tal y como referencia AEDIVE de la publicación La Tribuna de Automoción.

Publicar un Comentario