El Gobierno movilizará 10.000 millones hasta 2023 en inversiones para la movilidad sostenible

El Gobierno movilizará 10.000 millones hasta 2023 en inversiones para la movilidad sostenible

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, ANFAC, celebró este miércoles el foro ‘Movilidad del Futuro’ para identificar los avances que se están produciendo en la industria de la automoción de acuerdo a los objetivos actuales de descarbonización y digitalización. En este marco, la ministra de Industria, Reyes Maroto, anunció que se movilizarán 10.000 millones de euros hasta 2023 en inversiones públicas y privadas en toda la cadena de valor del sector de la automoción.

Durante este foro, que reunió a todo el ecosistema de la nueva movilidad para abordar los principales desafíos del sector de la mano de las marcas de referencia, José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC, se refirió a las previsiones del sector para 2021, donde esperan un crecimiento de apenas un 8% y cerca de 925.000 nuevas matriculaciones, lo que lleva a pensar que “la recuperación tardará al menos un año más de lo previsto en llegar, no antes de 2023”. Por todo ello, concluyó reclamando que la nueva movilidad se convierta en un proyecto de país.

Liderar el cambio

Reyes Maroto, haciéndose eco de esa petición, destacó que la automoción está liderando la transformación industrial de España y aludió al compromiso y ambición del Gobierno para apostar por la movilidad del futuro, que será sostenible, digital, conectada y segura. “Es el momento de liderar el cambio y para ello se movilizarán 10.000 millones de euros hasta 2023 en inversiones públicas y privadas en toda la cadena de valor del sector de la automoción”, anunció la ministra.

Para canalizar esas inversiones, la responsable de Industria señaló que el primer Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) se fijará en el sector de automoción, para abordar la transición hacia el vehículo eléctrico y conectado, permitiendo desarrollar un conjunto de actuaciones que garanticen que España cuente con las infraestructuras, instalaciones y mecanismos necesarios para fabricar de forma autónoma y competitiva un vehículo eléctrico y conectado completo.

Aludió Maroto a los anuncios recientes de Volkswagen-Seat, que fabricará 500.000 coches eléctricos al año a partir de 2025; al Plan ‘Renaulution’ de Renault España, con una inversión de 12.000 millones y la asignación de cinco nuevos modelos híbridos en Palencia y Valladolid; y que Phi2tech presentará un proyecto integral de almacenamiento energético en Extremadura, que contempla la primera fábrica de celdas de baterías del Sur de Europa. Por eso, tras invitar a los asistentes a que participen en ese PERTE, la ministra clarificó que  habrá ayudas a la compra de coches sostenibles a través de la activación de una tercera edición del Plan MOVES, dotado con 400 millones de euros ampliable hasta los 800 millones, y para actuaciones en innovación de tecnología eléctrica, baterías y almacenamiento, destinando un presupuesto de 100 millones de euros.

Compromiso compartido

Por su parte, el director general de ANFAC, José López-Tafall, indicó que “la digitalización y la descarbonización del parque en 2050 son objetivos europeos y un compromiso compartido”. De ahí que “toda nuestra estrategia ha de ir encaminada a alcanzar esta meta, con una transición adecuada” porque es “una oportunidad de negocio para España que supone incrementar el valor de nuestra industria de la movilidad en más de un 50% y sumar un millón y medio de empleos”. López-Tafall pidió “estar alerta” porque la automoción es “la joya de la industria en España y corre riesgos sin duda”.

La estrategia del sector apunta al logro de alcanzar los tres millones de turismos electrificados en parque en 2030 con un mantenimiento del mercado en un entorno de 1,3 millones de entregas anuales, aunque recordó el responsable de ANFAC que para ello “será imprescindible avanzar en las infraestructuras de recarga, y eso no puede hacerlo también el sector. Tenemos que multiplicar por seis los puntos de recarga de acceso público instalados antes de acabar el año que viene, por más de 15 de cara al cierre de 2025 y por más de 40 para 2030”.

En paralelo, consideran indispensable avanzar en la renovación del parque, con el objetivo de situar su edad media en nueve años, lo que implicaría que “19 millones de vehículos salgan del parque de aquí a 2030 y su sustitución por 14 millones de vehículos, de los que más de tres millones serán electrificados y cerca de cuatro millones, híbridos convencionales”, aseguró López-Tafall. Esta estrategia, unida a los cambios en los modos de uso de los vehículos, permitirá, según los cálculos, la reducción del 50% de las emisiones de CO2.

Respecto al modelo fiscal, en el foro de ANFAC se propuso una reforma profunda y una apuesta por un impuesto que grave el uso y no la matriculación, como ya tienen algunos países de nuestro entorno, además de otras medidas fiscales que fomenten la renovación del parque e incentiven al máximo los vehículos electrificados, figurando entre ellas la reducción del IVA.