El nuevo decreto del Ejecutivo valenciano animará a la inversión de más de 5.000 millones en renovables

El nuevo decreto del Ejecutivo valenciano animará a la inversión de más de 5.000 millones en renovables

Con la publicación el pasado 28 de agosto en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) del decreto ley del Consell, el Ejecutivo de esta comunidad da un paso más en su apuesta por impulsar y agilizar la implantación de instalaciones para el aprovechamiento de las energías renovables, permitiendo movilizar más de 5.000 millones de euros en renovables.

Se trata de unn texto en la que han trabajado conjuntamente las conselleries de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, la de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, y la de Obras Públicas, Política Territorial y Movilidad, junto con AEVASEN, persigue el doble objetivo de impulsar la transición ecológica y, al mismo tiempo,  alcanzar la recuperación de la economía valenciana y empleo a través de las inversiones en renovables.

Estrategia climática

Con la referencia de la Estrategia Valenciana de Cambio Climático y Energía 2030, y en línea con los objetivos de reducción de emisiones y neutralidad en 2050 de las estrategias comunitarias, así como con la futura ley valenciana de cambio climático y transición ecológica, el decreto fija el objetivo de instalar hasta unos 6.000 MW de energía solar fotovoltaica y de 4.000 MW de eólica en 2030, unas cifras que supondrían la creación de 3.000 nuevos puestos de trabajo, tras conseguir mayor agilidad administrativa en línea con el momento de expansión.

Hasta el momento, hay instalados 364 MW de solar y 1.255 MW de eólica, por lo que el objetivo es ambicioso, ya que se trata, según apuntó la consellera de Agricultura y Transición Ecológica, Mireia Mollà, de multiplicar por 16 y por 4 la actual producción de energía fotovoltaica y eólica, respectivamente.

Mollà destacó el gran potencial de este sector estratégico, especialmente en estos momentos de recuperación, donde las inversiones para la transición ecológica se sitúan en un 38% para la ocupación, el desarrollo y el cumplimiento de los acuerdos en materia de lucha contra el cambio climático.

El texto normativo, que recoge los requisitos tanto en suelos urbanizables como no urbanizables, se convierte en una hoja de ruta clara que elimina duplicidades en los trámites y establece que cualquier promotor de una planta pueda conocer las ubicaciones idóneas dentro del territorio de la Comunitat, desde el punto de vista de territorial, urbanístico, paisajístico y medioambiental.

Preferencias de emplazamiento

Así, para las centrales fotovoltaicas de hasta 50 MW se establecen las preferencias de emplazamiento que han de ser compatibles con los planes territoriales y urbanísticos que cumplan con las condiciones medioambientales, funcionales y territoriales.

Adicionalmente, el decreto contempla la obligatoriedad de instalar módulos fotovoltaicos en las edificaciones públicas y particulares, así como la puesta en marcha de una ventanilla única para simplificar y agilizar los supuestos y procedimientos administrativos vinculados a la construcción y puesta en servicio de instalaciones eléctricas para el aprovechamiento de la energía solar y eólica.

Para el presidente de AVASESEN, Marcos J. Lacruz, se ha conseguido “después de años de trabajo” un decreto “satisfactorio”,  añadiendo que ahora “la administración autonómica debe poner los medios humanos y materiales para que los proyectos ya presentados y los que se van a presentar se resuelvan en tiempo y forma, con agilidad para de verdad impulsar la inversión económica y la generación de empleo”.

 

Publicar un Comentario