El sistema VX25 de Rittal mejora la eficiencia en Schaper Steuerungstechnik

El sistema VX25 de Rittal mejora la eficiencia en Schaper Steuerungstechnik

Como socios de los fabricantes de máquinas y sistemas que operan a nivel local y mundial, la compañía Steuerungstechnik, del grupo Schaper, asume soluciones complejas con sus áreas especializadas. Eugen Franzen, jefe del equipo de construcción mecánica, explica que el reto para conseguir soluciones automatizadas que contribuyan a una mayor producción es siempre bienvenida en este campo.

Así fue como empezó a trabajar con una nueva tecnología en los armarios de distribución VX25 de Rittal, con una pequeña modificación, casi imperceptible consistente en “la perforación numerada de los nuevos perfiles de bastidor”, que le permite “definir con precisión las posiciones de montaje de los componentes adicionales”. Para este experto en armarios de distribución, la modificación permite montar los carriles de montaje o de sujeción de cables a la misma altura en cada uno de los armarios de distribución de un sistema. “Antes, a menudo teníamos que modificar esos detalles”, afirma Franzen, quien reconoce que se trata de “un proceso que siempre iba asociado a un coste, que ya no volveremos a tener”.

Con esos referentes, la compañía dispone de una de las áreas de producción más avanzadas, en lo que todo está pensado hasta el último detalle. La nave con los puestos de cableado numerados se construyó en 2009 y el año pasado se amplió de nuevo su capacidad en más del doble. Un total de 70 empleados producen allí armarios de control y de distribución de diversos tamaños. «Con la ampliación de la nave, ahora disponemos de espacio suficiente para producir varios sistemas grandes de 30 a 40 metros de longitud al mismo tiempo», comenta Nils Mentrup, director técnico de Schaper Steuerungstechnik.

Simplificación en el almacenamiento

La nave alberga actualmente varios sistemas de control basados en el armario ensamblable VX25 de Rittal, del que tanto Mentrup como Franzen destacan que “su antecesor, el TS 8, era un armario de distribución perfecto, por lo que nos sorprendió gratamente que Rittal hubiera tenido en cuenta las numerosas ideas acerca de todas las posibles mejoras en el VX25”, entre ellas el menor número de componentes, que conlleva “una simplificación del almacenamiento”, afirma Mentrup, “tanto en nuestro almacén central como en los almacenes de piezas para los proyectos individuales”.

También la estabilidad es otra de las ventajas clave del sistema, algo que se refleja en las nuevas chapas de fondo, entre otros detalles. Dado que los instaladores debían entrar en el armario una y otra vez durante su construcción y que, con anterioridad, “las chapas se doblaban un poco, por lo que teníamos que arreglarlas”, apunta Franzen, con el VX25 “se puede prescindir de estos arreglos y contribuir al ahorro”, apunta este profesional que ensalza las propiedades de los armarios de Rittal, en los que ahora el bastidor, añade, “está diseñado de tal manera que no queda espacio entre la chapa de fondo y el bastidor. Antes siempre se caía allí algún que otro tornillo”.

A eso se suma que las nuevas bisagras permiten desmontar fácilmente las puertas de los armarios de distribución, cuando antes era necesario hacer palanca en los pasadores de la bisagra. Eso contribuye a que el cableado sea mucho más fácil, sobre todo para los armarios de distribución más grandes, en los que el cableado debe instalarse a través de múltiples armarios. «El ahorro de tiempo durante el desmontaje y el montaje puede ser de hasta un minuto o más por cada puerta», explica Franzen.

Acceso desde el exterior

Además, el que haya menos componentes es una gran ventaja, ya que “los carriles del VX25 se ajustan a las partes verticales y horizontales del bastidor, y también se pueden montar desde el lateral y por detrás”, señala Franzen, que destaca la posibilidad de atornillar un carril desde la parte trasera, después de haber montado la placa de montaje en el armario.  Tanto a él como a su equipo también les resulta más fácil montar componentes adicionales o las paredes laterales y traseras: solo se utilizan tornillos del tamaño Torx 30.

Pero para poder realizar grandes proyectos con la rapidez necesaria, la empresa está apostando cada vez más por una automatización de la producción. La base para ello es un almacenamiento de datos constante desde el diseño y la construcción, hasta la gestión de materiales, la logística y la producción. Para ello, Schaper Steuerungstechnik planifica todos los proyectos en Eplan Electric P8, y el diseño de la construcción en 3D se lleva a cabo en Eplan Pro Panel. Los datos del diseño generan listas de materiales para su gestión y para la logística. Los centros de mecanizado tipo Perforex también utilizan estos datos para el mecanizado automático de las piezas planas. Para cortar carriles DIN y canaletas de cables, se utiliza un centro de corte tipo Secarex, que accede a la misma base de datos.

Publicar un Comentario