Entrevista a Emilio Saiz. Asesor Técnico de Miguélez Cables

Entrevista a Emilio Saiz. Asesor Técnico de Miguélez Cables

“Impulsar el tejido productivo es esencial”

Con la prioridad de adaptarse cuanto antes a la nueva situación para poder aproximarse a los objetivos establecidos a primeros de año, Emilio Saiz, en calidad de Asesor Técnico de Miguélez Cables, describe la actitud constructiva de la empresa durante los días más duros de la pandemia, al tiempo que plantea la necesidad de apoyar el talento propio y un tejido empresarial que, como en el caso de Miguélez, potencia el I+D+i en sus procesos productivos junto con un servicio de calidad y excelencia.

Nos consta que Miguélez ha mantenido una actitud muy proactiva durante toda esta etapa de confinamiento, ¿podría concretarnos en qué se ha traducido esa actividad y qué hechos puntuales han realizado?

Desde la irrupción del Covid-19, los sistemas eléctricos y las redes de telecomunicación y datos se han revelado
como “esenciales” para el funcionamiento de instalaciones críticas, entre las que destacan los centros sanitarios y hospitalarios, donde los equipos médicos están salvando vidas a nivel mundial.

Como fabricantes de material eléctrico, dimos un paso al frente junto a instaladores y distribuidores para asegurar los suministros frente a un escenario de urgencia, que se adivinaba necesitado de soluciones. Nuestra prioridad vino impuesta por un objetivo dual: proteger a los empleados y garantizar el servicio puntual a nuestros clientes a nivel mundial. Gracias a nuestra amplia estructura logística, en la que se hemos invertido más de 20 millones de euros en los últimos años, y junto con una ágil reorganización dentro de la compañía, la rápida implantación de medidas de protección para nuestros trabajadores y una apuesta por el teletrabajo, pudimos tomarle el pulso a esta crisis sanitaria suministrando cables a gran parte de las nuevas infraestructuras hospitalarias que se están ejecutando desde marzo.

Sirva de ejemplo los suministros de urgencia con cable de Alta Seguridad (AS) que hemos proporcionado al Hospital Universitario y Politécnico La Fe en Valencia, el más grande de la Comunidad Valenciana con 500 camas adicionales
que han sido destinadas a asintomáticos. A eso se unen los conductores eléctricos Miguélez (AS) y (AS+) instalados en a Ciudad Deportiva de Carranque, que se transformó en una nueva zona sanitaria de apoyo al Hospital Regional de Málaga y que tiene una capacidad para 400 pacientes afectados por Covid19.

Y otro ejemplo de gran repercusión es el Hospital de Ifema en Madrid, cuya infraestructura de suministro eléctrico y
gasístico es ejemplo de compromiso y superación por parte de instaladores, voluntarios y fuerzas especiales.

“Una de nuestras principales premisas era garantizar el servicio puntual a nuestros clientes, tanto a nivel nacional como internacional”

 

Una de las pocas enseñanzas positivas que está dejando la pandemia es que la producción nacional no puede ni
debe estar tan deslocalizada y que hay que impulsar más el tejido productivo local, ¿cree que el mensaje está llegando a quién de verdad decide?

Impulsar el tejido productivo es esencial. Para poder competir con los países de nuestro entorno necesitamos aprovechar las ventajas del acceso a una economía globalizada, pero también hay que mantener el pulso tecnológico, apoyando a las empresas locales que generan I+D+i.

Si no equilibramos el peso de las aportaciones de los sectores interior/exterior, podemos convertirnos en una economía dependiente de los ciclos expansivos, que importa bienes de consumo de terceros países sin generar ningún valor añadido. Este sistema ha demostrado “empobrecer” al tejido social a medio plazo. Se centrifuga el talento y desincentiva la innovación y el esfuerzo emprendedor.

Ahora, estamos en plena desescalada, con comunidades en diferentes fases, preguntarle si ¿es este proceso un inconveniente para un fabricante como Miguélez que actúa en todo el país?

Uno de los aspectos importantes de nuestra filosofía se centra precisamente en la cercanía al cliente. Las nueve delegaciones dentro del territorio español ofrecen un servicio de gran almacén auxiliar, próximo al profesional, garantizando así una entrega exprés según demanda.

Al inicio de la epidemia, Miguélez realizó un exhaustivo estudio de la situación para establecer pautas y directrices
operativas que nos permitieran adaptarnos a la evolución de la situación y a los cambios que el desarrollo de los acontecimientos iba imponiendo. Como hemos comentado anteriormente, a pesar de las adversas circunstancias, una de nuestras principales premisas era garantizar el servicio puntual a nuestros clientes, tanto a nivel nacional como internacional.

Gracias a nuestro sistema logístico, sustentado en el principio de proximidad al punto de distribución, hemos podido atender las necesidades de nuestros clientes sin incidencias. Durante el confinamiento y posterior desescalada, nuestra Red de Delegaciones nos ha permitido conseguir plazos medios de entrega inferiores a 2 horas dentro de la geografía peninsular.

Por cierto, ¿qué hay del mercado exterior, está también reactivándose?

A pesar de que los efectos del Covid-19 están impactando de una forma global, el estado de avance y el grado de afectación en los diferentes continentes y/o regiones no está siendo simétrico y, de la misma manera, el mercado
exterior tampoco se está comportando de forma homogénea, siendo su evolución muy diversa.

En Europa llevamos unas semanas en las que se atisba una clara reanimación de la actividad. En cambio, en el mercado de Centro América y Sudamérica, donde tenemos una gran presencia, hay países como Panamá, Perú o Chile que aún se encuentran confinados o en fase de desescalada. Su comportamiento durante las próximas semanas nos resultan impredecible por ahora. Nuestro objetivo es seguir trabajando para encontrar una salida a este “vírico túnel” lo menos traumática posible, donde la capacidad de resiliencia será un factor clave de adaptación a nuevos escenarios. Pero sea cual sea el panorama mundial en los próximos meses, seguiremos poniendo a disposición
de nuestros clientes la mayor red de almacenes de cable interconectados del mundo.

¿Cómo está siendo el comportamiento de las materias primas en todo este tiempo? ¿Han experimentado variaciones en los precios?

Efectivamente, esta compleja situación ha provocado que los mercados de materia prima que nos afectan hayan
sufrido importantes alteraciones.

Por poner un ejemplo destacado, la cotización del cobre, materia prima esencial para la fabricación de nuestros productos, ha llegado a estar en valores mínimos, muy por debajo de los que estamos acostumbrados a ver. En este momento parece que empieza a estabilizarse y vuelve a valores más cercanos a los que había antes de que comenzara esta situación.

De la misma manera, es importante destacar el movimiento durante este periodo de otro “ratio” que afecta directamente a las cotizaciones de las materias primas: el cambio USD/EUR.

Respecto al aprovisionamiento, por el momento no sufrimos desabastecimiento. No obstante, desde Miguélez se han establecido medidas preventivas y que nos permitan salir airosos en caso de producirse una situación de riesgo.

 

“Sea cual sea el panorama mundial, seguiremos poniendo a disposición de nuestros clientes la mayor red de almacenes de cable del mundo”

¿Qué objetivos se han marcado para los próximos meses y en qué aspectos o elementos radicarán las fortalezas de
la compañía?

Nuestra máxima prioridad es adaptarnos cuanto antes para poder lograr los objetivos establecidos a primeros de
año. Nos enfrentamos a una situación nueva en la que no hay salvación individual. Por esa razón, seguiremos profundizando en nuestro ya mencionado mantra de proximidad y confiabilidad. Si sabemos hacer que los clientes mantengan la confianza tanto en nuestros productos como en nuestro equipo humano, entonces conseguiremos adaptarnos a cualquier tipo de escenario. Somos una organización que da mucha importancia a las personas;
son nuestro capital principal y seguiremos apostando por los recursos humanos y la formación continua para abrir nuevos mercados a los que ofrecer lo que mejor sabemos hacer: Cable electrico “just in time”.

¿Hay alguna novedad adicional que desee comentar?

Además de la reciente puesta en marcha de nuestro nuevo centro logístico central, que ya se encuentra trabajando a
pleno rendimiento y en el que se han invertido cerca de 12 millones de euros, la empresa está ampliando su ya extenso catálogo de productos incluyendo nuevas referencias entre las que destacan el desarrollo de soluciones para el sector de la energía fotovoltaica y el lanzamiento de una extensa gama
de cables apantallados (Barryflex Shield y Afirenas Shield), especialmente diseñados para aquellas instalaciones en las que se requiera una eficaz protección electromagnética. Este tipo de instalaciones son cada vez más habituales debido a entornos con gran acumulación de equipos además del gradual aumento de las exigencias técnicas.
Miguélez demuestra, una vez más, su capacidad de adaptación en función de la evolución del sector y de las demandas de sus clientes.

Publicar un Comentario