Europa aprueba un paquete bancario de ayudas para facilitar los préstamos a hogares y empresas

Europa aprueba un paquete bancario de ayudas para facilitar los préstamos a hogares y empresas

Con el objetivo de que las entidades bancarias dispongan de capital para seguir realizando préstamos, la Comisión aprobó ayer un paquete bancario de ayudas que facilitará la concesión de dichos préstamos a los hogares y empresas de toda la UE. Con ello se pretende ayudar a los ciudadanos y contribuir a mitigar el fuerte impacto económico derivado de la crisis del coronavirus.

Las normas adoptadas tras la crisis financiera han servido para asegurar que los bancos de la UE sean actualmente más resilientes y estén mejor preparados para hacer frente a las perturbaciones de la economía.

Con esta medida, la Comisión recuerda que las normas de la UE permiten a los bancos y sus supervisores actuar de manera flexible, pero a la vez responsable, durante las crisis económicas, con el fin de sustentar a los ciudadanos y a las empresas, particularmente las pymes. También instaura cambios específicos para maximizar la capacidad de las entidades de crédito de conceder préstamos y absorber las pérdidas relacionadas con la pandemia del coronavirus, a la vez que garantizan la continuidad de su resiliencia.

Convencido de que el sector bancario puede ser de gran ayuda, Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo responsable de la cartera de Una Economía al Servicio de las Personas, reconoce que están “haciendo uso de toda la flexibilidad integrada en las normas bancarias de la UE y proponiendo modificaciones legislativas específicas para permitir que los bancos mantengan abierto el grifo de la liquidez”, con la finalidad de que los hogares y las empresas “puedan obtener la financiación que necesitan”.

En este contexto, la Comisión anuncia que mantendrá un diálogo con el sector financiero europeo para estudiar la forma de desarrollar las mejores prácticas para apoyar a ciudadanos y empresas. Y todo ello bajo una coordinación básica que evite la fragmentación nacional y garantice unas condiciones equitativas de competencia.

Modificaciones de las normas bancarias

Para conseguir maximizar la capacidad de los bancos para conceder préstamos, la Comisión ha propuesto una serie de modificaciones específicas de ‘solución rápida’ de las normas prudenciales bancarias de la UE (el Reglamento sobre requisitos de capital). Se trata de medidas excepcionales temporales destinadas a mitigar esos efector inmediatos derivados del coronavirus. Consisten en la adaptación del calendario de aplicación de las normas internacionales de contabilidad relativas al capital bancario, de dispensar también un trato más favorable a las garantías públicas concedidas durante la presente crisis o retrasar la fecha de aplicación del colchón de ratio de apalancamiento, además de modificar la forma en que ciertas exposiciones se excluyen del cálculo de la ratio de apalancamiento. La Comisión también propone adelantar la fecha de aplicación de varias medidas consensuadas que tienen por objeto incentivar a los bancos para que financien a trabajadores, pymes y proyectos de infraestructura.

Publicar un Comentario