Fundación Naturgy y Cáritas renuevan su colaboración para ayudar a familias en riesgo de exclusión

Fundación Naturgy y Cáritas renuevan su colaboración para ayudar a familias en riesgo de exclusión

Unas 750 familias vulnerables han podido gestionar la rehabilitación de sus viviendas en los últimos cuatro años gracias al acuerdo que mantiene Cáritas y Fundación Naturgy. Todos esos usuarios se han podido beneficiar no sólo de una mejora de la eficiencia energética registrada en sus hogares, sino también de los ahorros alcanzados en los gastos de los suministros.

Escuela de Energía activa

El acuerdo que mantienen ambas entidades, y que les ha permitido atender a más de 17.000 personas desde 2017, ha sido ratificado nuevamente en un acto al que han asistido el presidente de Fundación Naturgy, Rafael Villaseca; el vicepresidente de la Fundación, Jordi Garcia Tabernero, y su directora general, María Eugenia Coronado, junto con el presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón.

Este nuevo acuerdo permitirá que Fundación Naturgy siga manteniendo su aportación de recursos para continuar realizando rehabilitaciones energéticas en las viviendas de familias vulnerables, con el fin de mejorar su eficiencia y ayudarles a ahorrar en sus facturas de suministros. Asimismo, a través de su Escuela de Energía, se mantendrá el asesoramiento y formación energética a familias vulnerables atendidas por Cáritas Española.

“La quinta renovación del convenio con Cáritas Española demuestra que la colaboración con las organizaciones sociales es imprescindible para llegar a las personas que más lo necesitan”, ha asegurado Rafael Villaseca presidente de Fundación Naturgy, para quien la red de Cáritas resulta “fundamental” para seguir incrementando el alcance de estos programas sociales con los que se persigue “que cada vez más personas puedan ahorrar en su factura y a realizar un consumo eficiente sin perder bienestar en sus viviendas”.

Para Bretón, la importancia de renovar esta colaboración con Naturgy a la hora de “seguir acompañando a las familias en situación de mayor vulnerabilidad y poder garantizar su acceso adecuado y digno a suministros domésticos de energía”, especialmente en estos momentos “donde estas dificultades van en aumento para un buen número de hogares a los que apoyamos”, apuntó.

A su vez, García Tabernero explicó que “este año queremos también dar un impulso a los proyectos de innovación social, que usan energías renovables para hacer frente la vulnerabilidad energética”. Se trata de nuevas iniciativas que evidencian un doble compromiso a nivel social y ambiental, “para contribuir a una transición energética y justa que no deje a nadie atrás”, afirmó el vicepresidente de Fundación Naturgy”.

Dos nuevos proyectos de innovación social

Tras la experiencia del año pasado en el edificio de Cáritas de Ávila, que ha permitido beneficiar a más de 1.200 personas, las dos entidades han acordado llevar a cabo dos nuevos proyectos de innovación social en Torrent (Valencia) y en Cuenca, consistentes en la instalación de placas solares en edificios de familias vulnerables o de la propia organización social.

Se trata de utilizar la generación renovable en la lucha contra la pobreza energética para que las familias con menos recursos pueden beneficiarse de los ahorros que esta tecnología aporta. Además, con estos proyectos se promueve el empleo en colectivos vulnerables.

El primero de ellos se llevará a cabo en el Hogar Mare de Deu dels Desamparats i dels Innocents del municipio valenciano de Torrent, donde se instalarán 78 paneles solares (35 kWp) para un sistema de autoabastecimiento que reducirá los gastos de consumo. Con los ahorros obtenidos, Cáritas podrá atender las necesidades esenciales de esta residencia, en la que conviven 26 menores migrantes no acompañados.

La segunda de las iniciativas se desarrollará en el edificio de Cáritas Diocesana de Cuenca, bajo el nombre de ‘Energía sostenible para las personas en Riesgo de Exclusión’. Consistirá en hacer sostenible el espacio de trabajo de las áreas de Economía Solidaria (Formación y Orientación e Intermediación laboral), de Inclusión social (centros residenciales, servicio de comidas a mayores con una cocina de uso industrial, y cámaras frigoríficas y de congelados industriales) y del programa de Envejecimiento activo. En total, se beneficiarán cerca de 600 personas gracias a la instalación de 50 paneles solares (20 kWp).