La adquisición de vehículos eléctricos se dispara un 160% en julio gracias al efecto del Plan Moves

La adquisición de vehículos eléctricos se dispara un 160% en julio gracias al efecto del Plan Moves

Las ventas de vehículos eléctricos a particulares se han disparado hasta un 60,5% en julio gracias a la activación antes del verano de la segunda edición del plan de ayudas Moves, que permite reducir, hasta un 25%, el precio de adquisición de estos vehículos. Con todo, las matriculaciones de vehículos eléctricos se incrementaron un 72% en ese mes de julio, hasta llegar a un acumulado de 4.678 unidades, según los datos que manejan la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM).

Por contra, el comportamiento de las empresas se mantiene más estable, a la espera de que las autonomías publiquen en sus respectivos boletines los planes concernientes al reparto de las ayudas y los mecanismos para solicitarlas.

Hasta el momento, tan solo la Comunidad Valenciana, que concentra una cuota de mercado del 6% sobre el total, ha publicado ya las bases para acceder a los incentivos relativos la adquisición de vehículos, mientras que Canarias y Murcia son las únicas autonomías que todavía no han aceptado la ayuda del Moves II.

Iniciativas de sharing

Un análisis pormenorizado sobre los tipos de vehículos de AEDIVE y GANVAM revela que, tras los turismos, el mercado de las dos ruedas se convierte en la mayor palanca de impulso de la movilidad eléctrica. Su potencialidad se plasma en que un 26% de las matriculaciones de eléctricos en julio correspondieron a motocicletas, equivalente a un total de 1.221 unidades matriculadas. Los ciclomotores concentraron el 36% de las unidades matriculadas (+105,7%), de las que ocho de cada diez se destinaron a iniciativas de alquiler.

Pese a esos buenos datos, todavía no se percibe el despegue en la electrificación de las flotas de transporte urbano colectivo, puesto que en julio no se registraron matriculaciones de autobuses eléctricos. La consecuencia es que, en lo que va de año, los descensos acumulados estén en torno al 61,5%, con apenas 20 unidades.

Para el director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, “la decisión de la Comunidad Valencia de adelantar la publicación de la actuación del programa Moves II, relativa a la adquisición de vehículos, es un paso a tener en cuenta por el resto de Comunidades Autónomas a la hora de agilizar el programa y reactivar el mercado en un momento especialmente delicado por las consecuencias de la crisis sanitaria y económica que padecemos, pudiendo publicarse posteriormente el resto de actuaciones”.

Por su parte, el presidente de GANVAM, Raúl Palacios, apunta a que “con la experiencia adquirida de la primera edición del Moves, los plazos de tramitación de las autonomías deberían haberse acortado para sacar el máximo partido de los meses estivales en los que históricamente las matriculaciones suelen tener mejor comportamiento”. Su percepción es que “si el resto de las comunidades agotan los plazos de tramitación, en el mejor de los casos nos iremos a septiembre para que las empresas puedan matricular eléctricos beneficiándose de las ayudas; un mes en el que, si como apuntan las previsiones, la situación económica se resiente nos encontraremos con un nuevo freno al desarrollo de la movilidad eléctrica”.

Publicar un Comentario