Ahorros del 80% con las nuevas lámparas de Ledvance para alumbrado público

Ahorros del 80% con las nuevas lámparas de Ledvance para alumbrado público

Ledvance incorpora a su amplio portfolio de soluciones, que no ha dejado de crecer pese a la pandemia, la nueva familia de lámparas para alumbrado público Osram HQL Led Pro Ledvance, que se convierten en el reemplazo LED más óptimo para las HID,  utilizadas habitualmente en la iluminación de calles, zonas peatonales y parques.

Las nuevas lámparas, mucho más eficientes energéticamente, combinan mayor calidad de luz con menores costes operativos, proporcionando ahorros de hasta un 80% en comparación con las convencionales. Además, su larga vida útil reduce al máximo los costes de mantenimiento.

El diseño ha sido renovado en las versiones de 2.000, 3.000 y 4.000 lúmenes, con un efecto que recuerda a las lámparas HQL tradicionales al ir cubiertas de vidrio y resultar idóneas para su uso en luminarias históricas y arquitectónicas, como en el caso de las isabelinas o fernandinas, presentes en varias ciudades españolas.

La nueva familia de Ledvance ofrece protección IP65, no requiere tiempo de calentamiento y mantiene un 100% de luz instantánea, estando disponible en cinco versiones de lúmenes diferentes para adaptarse a las distintas necesidades: 2.000, 3.000, 4.000, 6.000 y 13,000 lm.

Mayor confort visual

Otra de las ventajas de esta lámpara LED frente a las tradicionales de descarga es su elevada reproducción cromática, con un IRC de 80 que logra mayor confort visual que las lámparas tradicionales.

Leandro Boyano, del departamento de proyectos de Ledvance España, tras reconocer que “la tecnología LED está teniendo una excelente aceptación en los proyectos de alumbrado público por el gran ahorro que se obtiene con la sustitución de las lámparas convencionales”, apunta que la “gran resistencia” es otro factor determinante, ya que “no hay casi nada que pueda agrietarlas o romperlas”, añade, recordando también su larga vida útil, fácil instalación y bajos costes de mantenimiento.

Asegura Boyano que “el cambio de sistemas de iluminación más eficientes se justifica fundamentalmente por el ahorro en el consumo de energía de las nuevas luminarias”, si bien “tampoco debemos dejar de lado las graves perturbaciones en el medio ambiente provocadas por una mala iluminación del alumbrado público y, por consiguiente, el incremento de la emisión de gases de efecto invernadero”, por eso la tecnología LED se convierte en el camino natural que deben seguir las correspondientes administraciones si buscan ofrecer un buen servicio al ciudadano “sin dejar de lado la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente”.

 

 

Publicar un Comentario