Las soluciones de Trilux iluminan el nuevo hipermercado Lulu en Dubai

Las soluciones de Trilux iluminan el nuevo hipermercado Lulu en Dubai

La cadena de hipermercados Lulu recurre a la experiencia de Trilux en Retail para iluminar su nueva tienda en el ultramoderno centro comercial de Dubai. Su objetivo era mejorar la sostenibilidad y la experiencia de compra.

 

Una de las razones clave por las que Trilux se aseguró el proyecto Lulu Dubai Mall fue el requisito de Lulu de aumentar el lumen por metro cuadrado en la tienda, una especificación desafiante dados los techos altos del centro comercial. Sin embargo, las avanzadas luminarias de Trilux cumplieron con éxito este requisito, demostrando la capacidad para personalizar soluciones de iluminación en entornos complejos.

 

 

CONCEPTO DE ILUMINACIÓN PARA UN TEMPLO COMERCIAL

 

En la tienda insignia de Lulu, Trilux ha creado un ambiente de iluminación que combina la sostenibilidad con la armonía visual. La base la ponen las luminarias de línea continua E-LINE NEXT LED, conocidas por su diseño elegante y su distribución uniforme de la luz.

 

Las luces de riel KALO PLUS añaden una capa de iluminación versátil y discreta, mientras que el riel B.VEO pone la innovación y la eficiencia a la vanguardia, asegurando que cada espacio esté bañado por una luz de alta calidad. Los focos QUIRA están ubicados estratégicamente para una iluminación enfocada, mejorando el confort visual en áreas clave. El conjunto se completa con los proyectores CANILO, que con sus haces concentrados aportan elegancia y un ambiente acogedor. Esta mezcla logra una combinación perfecta de sostenibilidad, uniformidad y reproducción cromática óptima, estableciendo un nuevo punto de referencia para la excelencia en iluminación.

 

La colaboración entre Trilux y Lulu Group International no se limita al hipermercado de Dubai Mall. Esta alianza estratégica se extiende a más de dos décadas, con numerosos proyectos conjuntos en Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Malasia.

 

VÍDEO CASO DE ÉXITO