Murcia asume el compromiso de reducir en un 26% las emisiones contaminantes en diez años

Murcia asume el compromiso de reducir en un 26% las emisiones contaminantes en diez años

El presidente de la Comunidad de MurciaFernando López Miras, presentó el pasado 10 de diciembre la ‘Estrategia Regional de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático’ que nace, según sus palabras, “con el doble objetivo de reducir nuestras emisiones un 26% en 2030”, alineándose con las obligaciones que emanan desde la Unión Europea “de adaptar nuestra región a las nuevas condiciones que impone el cambio climático de la forma más ecoeficiente y rentable posible, apoyándonos en la economía circular y las soluciones basadas en la naturaleza”, subrayó el presidente.

López Miras, durante su participación en la Cumbre Mundial del Clima ‘COP25‘ de Madrid, declaró que “si el cambio climático es un problema global, globales deben ser las actuaciones para frenarlo”, avanzando que “es más necesario que nunca solicitar a la Unión Europea que articule inversiones que contribuyan a evitar que el desequilibrio existente entre los países del Norte y del Sur aumente debido al cambio climático”.

Tras reconocer que “la situación de vulnerabilidad” que vive la Región de Murcia frente al cambio climático exige “actuar de manera más contundente y a alzar más la voz ante las instituciones internacionales”, el presidente de la Comunidad se refirió a la situación del Mar Menor, “cuyo estado ecológico se ha visto afectado gravemente por dos episodios climatológicos sin precedentes”, y recordó que el pasado 12 de septiembre entraron al ecosistema más de 60 hectómetros cúbicos de agua dulce y 100.000 toneladas de residuos, y que hace una semana la Región sufrió una nueva dana “cuyas consecuencias aún estamos evaluando”.

“El Mar Menor es un asunto de Estado que debe contar con el apoyo del Gobierno de España y de la Unión Europea”, reclamó López Miras para quien es necesaria la unidad de actuación para “devolver este espacio natural a las mismas condiciones medioambientales que hicieron de él una joya de nuestro patrimonio ecológico”.

En este contexto, se refirió a que “el Gobierno regional trabaja a contrarreloj para aprobar un Decreto Ley de Protección Integral que regule los usos de su entorno”, indicando también otras actuaciones que se están llevando a cabo como potenciar las inversiones en investigación, limpieza y monitorización de sus valores ecológicos y garantizar la conservación de sus especies. El jefe del Ejecutivo autonómico lamentó que “solos no podremos solucionar este desafío medioambiental”, e insistió en que “no hay tiempo que perder”.

Barrera natural para frenar la desertización

Durante su intervención, el presidente apuntó a la agricultura como “un freno, una frontera a la amenaza del cambio climático”, y recordó que “llevamos años demostrando que la agricultura es la herramienta más efectiva para hacer frente a las emisiones de CO2”, ya que cada hectárea de arbolado agrícola captura al año 20 toneladas de CO2.

Igualmente, valoró que “estamos a la cabeza de los avances tecnológicos en depuración y aprovechamiento de agua y queremos ir más allá, reutilizando hasta el último metro cúbico de agua de lluvia”, focalizando que “no hay lugar en España donde se cuide y respete más una gota de agua como se hace en la Región de Murcia, y podemos venir a la Cumbre del Clima con la cabeza alta por nuestro grado de eficiencia y ahorro”.

En la recta final de su intervención lanzó el llamamiento de “conectar nuestro país con infraestructuras modernas que lleven el agua de donde sobra a donde la necesitamos”, algo que, según explicó, “servirá para hacer una barrera natural para frenar el avance de la desertización”.

 

Publicar un Comentario