El programa Solbal estrena nuevo planteamiento: los proyectos solares se ajustarán a la realidad de Baleares

El programa Solbal estrena nuevo planteamiento: los proyectos solares se ajustarán a la realidad de Baleares

Unos 20,7 millones de euros en ayudas para el impulso de las energías renovables se activarán en Baleares como parte de la segunda edición del Programa Solbal, del IDAE, tal y como anunciaron recientemente Juan Pedro Yllanes, vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática del Gobierno Balear, y Ferran Rosa, director gerente del Instituto Balear de la Energía (IBE). Sin embargo, con ese presupuesto asignado, con cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), se calcula que se logrará movilizar una inversión privada de hasta 73 millones de euros.

El Instituto Balear de la Energía (IBE) y el IDAE han ofrecido un seminario virtual sobre este nuevo programa de ayudas, con el propósito de facilitar a los interesados ​​toda la información y los detalles de las subvenciones públicas, animar a la participación de las instalaciones solares y resolver las dudas que se puedan presentar. En esta reunión se contó con la participación de Sara Aagesen Muñoz, secretaria de Estado de Energía, en representación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democrático.

Convocatoria conjunta

La vicepresidencia y consejería de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática ha diseñado conjuntamente con el IDAE esta convocatoria adecuando los proyectos a la realidad de las Islas Baleares y en las obligaciones que marca la Ley de cambio climático y transición energética.

Juan Pedro Yllanes, desde el Gobierno Balear, explicó que “unma línea de ayudas como ésta, específica para las Illes Balears, ha sido una reivindicación histórica por parte del sector, ya que, por las singularidades derivadas de la insularidad, lo tiene muy complicado para poder competir en convocatorias de ámbito estatal”.

Precisamente, una de las novedades que incorpora esta segunda edición del programa Solbal es el fomento de las instalaciones fotovoltaicas en cubiertas de grandes dimensiones o de aparcamientos y en espacios que minimicen el uso del suelo.

Asimismo, se matizó que de los proyectos ubicados directamente en el suelo, recibirán más porcentaje de ayuda aquellos de dimensiones más pequeñas, apuntando que las ayudas se han abierto a proyectos de más de 100 kW de potencia de energía renovable.

Por su parte, el director gerente del IBE, Ferran Rosa, apuntó que la línea de ayudas acompaña la transición, a la vez que “da incentivos económicos claros hacia dónde deben ir las instalaciones renovables”.

Al hilo de esas reflexiones, Aagesen aseguró que “la progresiva integración de tecnologías renovables en el archipiélago es clave para avanzar en la transición energética de las islas y una oportunidad para reactivar la economía y la generación de empleo en estos territorios”. Añadió que “esta nueva convocatoria de ayudas se enmarca dentro de las acciones dirigidas a la descarbonización de las Illes Balears a través de la integración de tecnología fotovoltaica, descentralizando la generación, minimizando la utilización de suelo, impulsand nuevos modelos de negocio y ayudando a reducir la factura de la luz de todos los ciudadanos”, al tiempo que hizo hincapié en que “estas ayudas servirán como punta de lanza y primera muestra del tipo de proyectos que potenciaremos a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”.

Impulso de la energía solar fotovoltaica

La actual partida de 20,7 millones de euros se suma a los 40 millones que se otorgaron en 2019 con la primera edición del programa Solbal del IDAE. Se perfiló como la primera convocatoria de apoyo específico para la comunidad, que ha servido subvencionar un total de 55 proyectos y 350 MW de energía solar fotovoltaica repartidos alrededor de las Illes Balears.

Con la activación de esta segunda edición, se incrementará la aportación de energías renovables en la combinación energética de las Islas hasta alrededor del 15%, cuando hace dos años sólo se llegaba al 2%. De hecho, permitirá la entrada de un mínimo de 120 MW de potencia de energía renovable entre los años 2021 y 2022, y ayudará a eliminar más de 65.000 toneladas de equivalente de CO2 al año, para contribuir, al mismo tiempo, a la lucha contra el cambio climático.

 

Publicar un Comentario