Pymes y autónomos podrán aplazar hasta mayo el pago de impuestos

Pymes y autónomos podrán aplazar hasta mayo el pago de impuestos

El Ejecutivo se ha hecho eco de uno de los muchos llamamientos realizados estos días por organizaciones que representan a pymes y autónomos de todo tipo y ha aprobada una moratoria fiscal para los impuestos de abril, permitiendo que unos 3,4 millones de contribuyentes sientan menor presión en su economía en estos momentos tan duros para mantener a flote sus negocios.

 

De esta manera, el Real Decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros traslada hasta el 20 de mayo los plazos de presentación y pago de la declaración trimestral del IVA, junto con el pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, así como del IRPF, para pymes y autónomos que tengan una facturación menor de 600.000 euros. En el caso de declaraciones domiciliadas, el plazo se amplía también un mes y pasa del 15 de abril al 15 de mayo. Con independencia del momento de la presentación, todos los cargos se realizarán el 20 de mayo. Eso incluye también las declaraciones presentadas antes del 15 de este mes.

 

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha afirmado que esta medida “facilitará el cumplimiento de las obligaciones tributarias a la vez que permitirá inyectar liquidez en el conjunto de nuestras empresas”, concretamente hasta 3.558 millones. Montero ha calculado que pueden beneficiarse en torno a 3,4 de contribuyentes, lo que supone un 95% del total de pymes y autónomos que, a su vez, componen la mayor parte del tejido productivo de nuestro país.

 

Montero ha recordado que pymes y autónomos también pueden acogerse al aplazamiento del pago de impuestos, hasta 30.000 euros durante 6 meses, sin pagar intereses durante los tres primeros, y ha anunciado que próximamente el Gobierno aprobará que los autónomos que tributan por módulos puedan acogerse al sistema de estimación directa.

 

En ATA, aunque dan la “bienvenida a la moratoria”, consideran que “el Gobierno ha reaccionado tarde”,  y que de nuevo ha vuelto a improvisar. Lorenzo Amor, su presidente, recuerda como “el mes pasado nos cobraron la cuota de marzo el día 31 a 3.200.000 autónomos y ese mismo día aprobaron una moratoria” y agrega que “nadie nos asegura que el 20 de mayo haya vuelto la actividad a la normalidad o si habrá sectores que sigan cerrados o confinados”.

 

Por eso, la propuesta que lanza ATA es que la presentación de impuestos se realice conjuntamente para el primer y segundo trimestre del 1 al 20 de julio. “La administración está para servir al ciudadano, no para servirse de él, no para poner más trabas y castigarle”, ha asegurado Amor, que sigue insistiendo en que “era mucho más lógico pasarlo todo a julio”.

Publicar un Comentario