Soluciones de Carandini en un proyecto lumínico para la piscina Fondo d’en Peixo

Soluciones de Carandini en un proyecto lumínico para la piscina Fondo d’en Peixo

Las luminarias LED T-MAX de Carandini han sido elegidas para renovar el interior de una piscina de 25 metros, situada en la localidad barcelonesa de El Prat del Llobregat. Se trata de una luminaria preparada para entornos exigentes que más allá de una mera solución lumínica que mejora el desempeño de las anteriores luminarias de halogenuros metálicos, ha contribuido a poner en marcha el diseño de una solución de regulación que permite adaptar la cantidad de luz a la entrada de luz natural.

Esta piscina interior Fondo d’en Peixo requería de un sistema de control para apagar y encender la iluminación dispuesta en tres hileras de luminarias, dotando cada una de ellas de una iluminación diferenciada. Así, mientras una se emplea para el alumbrado de las graderías, otra ilumina directamente la piscina y la tercera tiene una funcionalidad ambiental con aportación de luz a la piscina. Además, la aportación de luz natural varía en gran medida en verano ya que se abre el techo de las instalaciones.

Teniendo en cuenta esas variables, para regular de forma diferenciada cada uno de los grupos de luminarias se planteó el uso del sistema ControLux Sports de Carandini, que permite la regulación de las luminarias de forma individual o por grupos, así como la ubicación de sensores de luminosidad y presencia que encienden/apagan y regulan las luminarias de forma individual.

Mayor ahorro energético

Partiendo de que el ahorro energético era un requisito clave de este proyecto, también se planteó un sistema de ahorro energético mediante la compensación de la aportación de luz solar por las ventanas del recinto. Se trata de un sistema capaz de regular los niveles lumínicos de las luminarias para conseguir que la iluminación artificial aporte la cantidad de luz necesaria en cada momento del día. Adicionalmente, se ha diseñado un sistema de captación de la luz que entra por las ventanas capaz de garantizar la cantidad adecuada para el uso de las instalaciones. Si se tiene en cuenta que la instalación dispone de un techo que se abre durante los meses de más calor, el sistema de captación de luz natural es aún más necesario, ya que genera unos enormes ahorros durante esa parte de la temporada. Por otro lado, la iluminación de las graderías no es necesaria cuando no hay espectadores en la instalación.

En consecuencia, el sistema dispone de unos pulsadores que permiten la activación/desactivación del módulo de funcionamiento automático, así como el apagado y encendido de cada uno de los grupos de luminarias adaptando los niveles lumínicos y zonas iluminadas a la ocupación de la instalación.

También se dispone de un bus de comunicación a lo largo de la infraestructura que logra una regulación grupal de cada uno de los bloques de las luminarias. Al emplear un protocolo digital y direccionable, como es DALI, también se consigue el envío de la señal del sensor de luminosidad.

Con todo, el sistema ControLux Sports de Carandini ha generado un impacto muy positivo en las instalaciones por la minimización de la infraestructura necesaria para regular la iluminación. Además, el módulo de control centralizado permite la supervisión de las instalaciones en cualquier momento y maximiza el ahorro energético, permitiendo que las consignas de regulación se puedan variar en cualquier momento para lograr el ajuste a las distintas funcionalidades y cambios que se puedan dar en un futuro. El resultado es que el sistema permite el control de las instalaciones desde una interfaz de pulsadores física, haciendo que el personal implicado en el mantenimiento de la infraestructura pueda variar de una forma cómoda y fácil los niveles lumínicos en cada momento.

 

Publicar un Comentario