Transformar el ICAEN en Agencia Catalana de la Energía, entre las propuestas de la Generalitat para combatir la emergencia climática

Transformar el ICAEN en Agencia Catalana de la Energía, entre las propuestas de la Generalitat para combatir la emergencia climática

Convencidos de que la emergencia climática es un reto que implica a toda la ciudadanía, el gobierno catalán se suma a un acuerdo para apoyar iniciativas que hagan frente a la emergencia climática, reiterando su compromiso de participar en actuaciones de carácter nacional e internacional en que sea posible su implicación. Entre esas medidas está el presentar al Parlamento una propuesta de Ley de bases de la transición energética de Cataluña y de transformación del Instituto Catalán de Energía (ICAEN) en la Agencia Catalana de Energía.

En Cataluña, más de un centenar de organizaciones se han adherido al “Manifiesto por una nueva gobernanza de la transición energética”, y la Administración, plenamente consciente del reto que supone el cambio climático, aboga por seguir impulsando el Pacto Nacional para la Transición Energética y la Ley 16/2017, de 1 de agosto, del cambio climático, que establece la necesidad de superar progresivamente la etapa de una economía basada en los combustibles fósiles.

Además, como reacción a las constantes alertas de la comunidad científica, el Gobierno decidió mediante su Acuerdo de 14 de mayo de 2019, declarar formalmente la emergencia climática y ambiental, uniéndose así a las declaraciones de instituciones políticas de todo del mundo, asumiendo una serie de compromisos con el fin de alcanzar los objetivos establecidos en materia de mitigación del cambio climático establecidos por la ya mencionada Ley 16/2017, de 1 de agosto.

Medidas urgentes

El Gobierno catalán también ha sido informado por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad sobre el contenido del paquete de medidas urgentes para hacer frente a la emergencia climática que han elaborado conjuntamente con el Departamento de Empresa y Conocimiento. En este paquete se concreta una serie de acciones a poner en marcha, uniéndose a instituciones políticas de todo el mundo, y logrando diferentes compromisos. Se trata de acciones de tipo legislativo, de gobernanza, de generación del conocimiento, de sensibilización y concienciación, de justicia climática, de impulso a la transición energética y la mitigación, y de incremento de la capacidad adaptativa.

En consecuencia, se ha previsto que en un plazo de tres meses se presente al Parlamento una propuesta de Decreto Ley para hacer frente a la emergencia climática y establecer todas aquellas medidas legales que permitan avanzar en el logro de los objetivos de la Ley del cambio climático, con especial atención a la promoción de las energías renovables, el autoconsumo, y la energía distribuida, consiguiendo afianzar el compromiso de Cataluña con la transición hacia un nuevo modelo energético más sostenible, presentando medidas alternativas a los artículos anulados por el Tribunal Constitucional.

La nueva Agencia Catalana de Energía

También tienen previsto presentar en el Parlamento -en cuatro meses- una propuesta de Ley de bases de la transición energética de Cataluña y de transformación del Instituto Catalán de Energía (ICAEN) en la Agencia Catalana de Energía y, en seis meses, una propuesta de ley de fiscalidad climática sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de determinadas actividades económicas. Esta norma debe dar cumplimiento al mandato legal previsto en la Ley del cambio climático sobre la creación de un impuesto a las actividades que generan más emisiones.

A nivel de gobernanza, también se establece la celebración, en un plazo de seis meses, de una cumbre catalana del cambio climático, a la que se ha invitado a los agentes más relevantes de los sectores ambientales, económicos, sociales, políticos y académicos. El objetivo es establecer una hoja de ruta, a corto y medio plazo, que permita afrontar las políticas de mitigación y adaptación al cambio climático.
Con carácter previo se mantendrán reuniones con los sectores implicados para intercambiar y conocer las diferentes propuestas sobre la manera de afrontar el reto del cambio climático en Cataluña. En el mismo plazo, se constituirá la Mesa social del cambio climático, que se convertirá en el órgano colegiado que canalizará la participación, la información y la consulta a las entidades y organizaciones más representativas del tejido social, económico y ambiental de Cataluña sobre las políticas climáticas.

Cabe destacar que la Agencia Catalana de Energía se convertirá en el instrumento del Gobierno que llevará a cabo el proceso de transición energética en Cataluña. Además, en este segundo semestre de 2019, la Oficina Catalana del Cambio Climático (OCCC), del Departamento de Territorio y Sostenibilidad, iniciará los trabajos de redacción de la nueva Estrategia Catalana de Adaptación al Cambio Climático (ESCACC) horizonte 2021 hasta 2030. De acuerdo con la Ley del cambio climático, la ESCACC es el elemento de planificación de las políticas de adaptación a partir del cual los departamentos de la Generalitat, en el ámbito de sus respectivas competencias, deben desarrollar los planes de acción sectoriales correspondientes.

 

Publicar un Comentario