Aefyt destaca la no vinculación de los brotes de legionela y los equipos de equipos de refrigeración evaporativa en 2019

Aefyt destaca la no vinculación de los brotes de legionela y los equipos de equipos de refrigeración evaporativa en 2019

Como ya ocurrió en los tres  años anteriores, tampoco en 2019 se ha establecido una relación directa entre los brotes de legionela registrados en España y los equipos de refrigeración y condensación evaporativa, informa Aefyt, la asociación que agrupa a los fabricantes del frío y sus tecnologías. Las inspecciones realizadas por las autoridades sanitarias en las instalaciones de riesgo cercanas a los lugares en los que se han localizado estos brotes y las investigaciones de carácter ambiental y epidemiológico efectuadas han evidenciado la no vinculación entre los focos y este tipo de equipos, lo que demuestra, según la asociación, “que las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos no son el principal problema de la legionela en España, no existiendo una relación directa entre estas instalaciones y el número de casos declarados de la enfermedad”.

En este punto, y echando mano del informe ‘Enfermedad del Legionario y Torres de Refrigeración y Condensadores Evaporativos en España’, realizado por el doctor Juan Ángel Ferrer, del Área de Prevención de Legionela de Microservices, en colaboración con Aefyt, la conclusión es que los brotes de Enfermedad del Legionario, tanto en España, como en la Unión Europea o en Estados Unidos, están originados mayoritariamente por las redes de agua caliente sanitaria. De hecho, los procedimientos puestos en marcha por las autoridades sanitarias en estos casos, “inciden en todas las instalaciones de riesgo contempladas por la legislación vigente, dejándose de apuntar a los equipos de refrigeración evaporativa como únicos causantes de los brotes, al mismo tiempo que se está contemplando la red de suministro de agua como uno de los orígenes de los mismos y procediéndose, en consecuencia, a su exhaustivo control”, señala Aefyt.

Como ejemplo, la patronal destaca los casos registrados el pasado año en Sant cugat del Vallés y en el municipio castellonense de Nules, en los que se activaron protocolos de control en torno a la red de agua. En cuanto al caso producido  en Vitoria en los meses de enero y febrero, en los que también se contempló las torres de refrigeración, “las actuaciones de prevención también se han extendido al resto de instalaciones de riesgo: nebulizadores, lavacoches, fuentes ornamentales y camiones cisterna de limpieza urbana”.

Reducir la alarma social
La evolución de los brotes, así como las acciones desarrolladas por Aefyt, han contribuido reducir en los últimos años la alarma social en torno a las torres de refrigeración, animando a las administraciones sanitarias a extender sus controles a todas las instalaciones de riesgo reconocidas por la legislación actual, insiste la asociación. Se refuerza de este modo el argumento esgrimido siempre desde el Grupo en torno al mantenimiento de los equipos, con el fin de garantizar su seguridad y óptimo rendimiento y a continuar investigando los factores condicionantes y epidemiológicos de la aparición de casos y brotes de la enfermedad.

 

Publicar un Comentario