Alcampo intensifica su implicación en la campaña ‘Digitalización Sostenible’

Alcampo intensifica su implicación en la campaña ‘Digitalización Sostenible’

La cadena de alimentación Alcampo sigue avanzando en su plan de Responsabilidad Social Corporativa, a través de su participación en la campaña Digitalización Sostenible. Consiste en una iniciativa solidaria de recogida de ordenadores y tabletas de empresas de toda España, con la finalidad de que puedan gozar de una segunda vida en manos de personas y colectivos que sufren los efectos de la brecha digital y no disponen un acceso adecuado a la tecnología.

Contenedores en 77 centros 

Para incrementar el alcance de la propuesta, Alcampo ha dado un paso más y comprometer a sus clientes por medio de su red de centros a nivel nacional, para que puedan aportar sus donaciones particulares. Para facilitarles la entrega, la cadena ha instalado contenedores de recogida selectiva de equipos electrónicos en 77 de sus centros distribuidos por toda la geografía, con el objetivo de que los clientes realicen de forma más cómoda sus dispositivos.

Las donaciones se someterán a un proceso de preparación para la reutilización, y posteriormente serán repartidos en centros educativos y de formación, llegando a aquellos menores y personas en riesgo de exclusión, residencias de personas mayores y otros colectivos que los necesitan, a través de las numerosas entidades solidarias que colaboran con esta iniciativa.

De hecho, esta campaña está orquestada por una amplia alianza de entidades formada por Fundación CEOE y los principales Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) en el ámbito del reciclaje electrónico, entre ellos  Ambilamp y Ecolum, contando con la colaboración de la Fundación Seur y del estudio de ecoinnovación inèdit.

Destacar que la Fundación CEOE enmarca la campaña dentro de su proyecto “Empresas que ayudan”, que tiene como objetivo coordinar iniciativas solidarias para contribuir a hacer frente a la crisis provocada por la Covid-19.

Compromiso compartido

La iniciativa de recogida solidaria da un gran impulso a la economía circular ya que confirma la máxima de que ‘el mejor residuo es aquel que no se genera’. Por tanto, la reutilización y el reciclaje se convierten en dos elementos clave para el desarrollo de un modelo productivo más eficiente y sostenible, que minimice el uso de los recursos naturales finitos y tenga como prioridad la protección del medio ambiente, y para ello es fundamental contar con la implicación de las empresas.

Las entidades impulsoras y colaboradoras quieren contribuir de manera efectiva a reducir la brecha digital, favorecer el desarrollo de la economía circular a través de la recogida y reacondicionamiento de los dispositivos o de su adecuado reciclaje cuando no resulte viable, fomentar el acceso universal a la tecnología y contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.