El precio de la electricidad podría ser un 25% más cara en el último trimestre del año

El precio de la electricidad podría ser un 25% más cara en el último trimestre del año

Las previsiones de mercado a futuros ponen sobre la mesa el incremento del 25% en los precios de la electricidad durante el último trimestre del año, adelantando que esa cifra podría estar vigente en buena parte del año 2021. Todo ello en el marco de un mercado mayorista que ha registrado una bajada del 19,5% en relación al año anterior.

Las altas temperaturas de agosto han elevado la demanda eléctrica, pero el precio diario de la electricidad en el mercado mayorista (POOL) se sitúo durante ese mes en 36,20 €/MWh, subiendo un 4,5% respecto a julio y marcando un precio de la luz un 28,6% más bajo que la media de los últimos cinco años de su serie, según el informe que elabora Grupo ASE, donde se subraya también que el POOL de los últimos 12 meses se ha situado en 34,32 €/MWh, marcando los niveles más bajos desde que existen registros.

Pese a esos datos, tanto el mercado de futuros eléctricos español como el resto de los europeos están apuntando a esa destacada subida del precio, avanzando que en la última semana de agosto se ha registrado un fuerte incremento por la rápida y fuerte recuperación de los precios de los mercados de gas y de las emisiones de CO2, que vuelven a estar cera de los 30 €.

La influencia del calor y de las renovables

Si bien el mes de agosto ha sido muy caluroso, registrando subidas en las temperaturas de 5ºC por encima de lo habitual, y que el comportamiento de la demanda eléctrica viene detectando mejoras desde julio, en el global se continúa  por debajo de los niveles del año anterior, aunque ya solo con un retroceso del 1,6%.

También la generación de electricidad se ha situado un 2,1% por encima de la de hace un año, basándose el crecimiento en la mayor producción renovable (+37,6%), especialmente de la fotovoltaica (+84,3%), seguida por la hidráulica (+54%) y la eólica (+25,5%).

A eso hay que sumarle el desajuste entre demanda (-1,6%) y generación (+2,1%) derivada de las exportaciones. Y es que el POOL español cierra agosto en 36,20 €/MWh mientras que el francés lo ha hecho en 37,11 €/MWh. Resulta llamativo porque el precio de nuestro vecino, especialmente en los meses de verano, es históricamente más bajo. Por eso este mes de agosto hemos exportado 834 GWh, mientras que el año pasado solo fueron 104 GWh. Ese aumento de las exportaciones supone un 3,3% de la generación total nacional.

 El peso del gas en la electricidad

En el trabajo del Grupo ASE también se señalan a las altas temperaturas de este verano en Europa, junto con las medidas de desbloqueo, como factor influyente en la subida de la demanda eléctrica. Con los precios de gas tan bajos, los CCG han ido reemplazando al carbón. Además, en Francia han parado algunos reactores por el fuerte calor, aumentando las necesidades de los CCG para cubrir la demanda eléctrica. Este aumento de la producción eléctrica de los CCG ha elevado bruscamente la demanda de gas las últimas semanas.

Este incremento de su demanda coincide con la interrupción de la llegada de gas natural licuado (GNL) desde EEUU: Europa había perdido atractivo para los productores americanos, dado que el precio spot TTF ni siquiera cubría los costes de transporte y licuefacción. Pero a medida que la señal de precio en Europa suba, esto podría cambiar. Hay otros factores que destacan en el informe, entre ellos los trabajos de mantenimiento de la línea noruega, que afectan al suministro de gas en agosto y septiembre a Europa o los efectos del huracán Laura, que amenazó con detener la producción de gas en el Golfo y el envío de cargas hacia Europa, señalando que, de momento, en el principal mercado de gas de Europa -el TTF holandés-, el precio spot de agosto ha sido de 7,23 €/MWh, un 47,3% más alto que el de julio. Y, a pesar de eso, un precio bajo, si tenemos en cuenta que hace un año se movía en 10 €/MWh.

¿Cambio de tendencia?

En el análisis sobre lo que está sucediendo en los mercados de futuros eléctricos en España y Europa, se recurre a la explicación de que las plantas de CCG dominan la fijación de los precios de energía en casi toda Europa, por el cada vez menor peso del carbón.

No obstante, hay que señalar que todos los impulsores alcistas de agosto son a corto plazo y pueden agotarse pronto, con una caída de nuevo de los precios spot de gas y electricidad en los próximos meses. Hay otros factores que podrían frenar esta escalada de los precios de gas y electricidad en seco. La demanda de gas además presenta grandes incertidumbres: por un lado, los inviernos cada vez más cálidos reducen la demanda de gas doméstico y, por otro, los rebrotes de Covid-19 amenazan la recuperación de la demanda eléctrica industrial.

 

 

Publicar un Comentario