La factura eléctrica sube un 17% en el arranque de septiembre

La factura eléctrica sube un 17% en el arranque de septiembre

Los analistas de Grupo ASE mantienen que la subida del 17% en la factura de la luz  en este arranque de septiembre obedece, en parte, a las exportaciones a Francia, ya que las continuas interrupciones en el programa nuclear francés están elevando el precio en España y Europa. A eso se le une la variable de la escasez de viento en nuestro país, dejando más hueco para los ciclos combinados de gas, a los que afecta la cotización del gas y de las emisiones de CO2, que también están subiendo. La consecuencia es que la evolución del precio durante las próximas semanas se ve sujeto a la meteorología y al impacto de la reducción nuclear en Francia.

De hecho, el precio diario del mercado mayorista (POOL) en los primeros quince días de septiembre se ha situado en 42,28 €/MWh, elevándose en un 16,8% desde agosto y se colocándose en valores muy similares a los de septiembre del año pasado (42,11 €/MWh). Sin embargo, continúa un 18% inferior a la media de los últimos 5 años.

El precio de la electricidad en Francia en algunos días de septiembre está superando los 55 €/MWh, debido a que la disminución de su producción nuclear coincide con las altas temperaturas que se registran en el país vecino. Todo ello deriva en un incremento de la demanda eléctrica. Además, Francia, que habitualmente exporta, ahora está importando desde sus vecinos y provocando subidas en todo el continente

Comportamientos del viento y el gas

Si bien en España la demanda eléctrica bajó el 1,8% respecto a septiembre de 2019, la demanda corregida muestra una reducción muy superior, próxima al 4,4%. Sin embargo, las exportaciones a Francia llevan a un aumento de nuestra generación respecto a hace un año (+0,7%).

Para los expertos de Grupo ASE, el efecto de las exportaciones a Francia, en un momento de poca generación eólica en España, explica una subida del precio de entre 1,5 y 2 €/MWh (+4%) del POOL en esta primera quincena. Y es que la producción eólica es un 30% inferior a la de hace un año. Su escasez implica un avance para los ciclos combinados de gas (CCG) durante las 24 horas y la práctica desaparición de señal de precio entre las horas pico y las horas valle.

El tirón de las exportaciones ha supuesto un aumento de la producción de los CCG (+8%) y de la hidráulica (+46%). Adicionalmente, la generación fotovoltaica, todavía con un limitado peso en el mix del 7,3%, mantiene su imparable crecimiento del 97% frente al año pasado.

¿Qué se espera de septiembre?

Sostienen desde Grupo ASE que, en las dos próximas semanas, hay dos factores que van a tener mucho peso. Se trata de la situación meteorológica y de la evolución de las tensiones que está experimentando el precio de la electricidad en Francia, con solo un 53% de su parque nuclear conectado.

En lo que llevamos de septiembre, el mercado de futuros eléctrico español ha experimentado una reducción del 3,4% en su Q4-20, frente a las subidas que han registrado los demás países europeos. Para Grupo ASE, pesa la incertidumbre sobre la evolución de la demanda energética en España, por el rebrote de Covid-19, y la previsión de una mayor producción renovable para el último trimestre del año.

 

Publicar un Comentario