Proyecto para automatizar y digitalizar el reciclado de las baterías de vehículos eléctricos

Proyecto para automatizar y digitalizar el reciclado de las baterías de vehículos eléctricos

La pyme innovadora Nutai, junto con el Clúster de Automoción de la Comunidad Valenciana, Avia, y el Instituto Tecnológico de la Energía, ITE, han presentado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo un proyecto centrado en automatizar y digitalizar el reciclado de baterías de vehículos eléctricos, con la finalidad de dotarlas de una segunda vida o bien retirarlas del circuito de forma definitiva. La financiación que precisan para sacar adelante esta iniciativa supone unos 212.234 euros.

El proyecto implica abrir la posibilidad de automatizar el proceso industrial para la gestión circular de baterías provenientes de vehículos eléctricos, en el que se desarrollarían dos tareas fundamentales. Por un lado está el diagnóstico de las baterías recuperadas para proporcionarles una segunda vida y, en caso de no poder reutilizarlas, realizar un reciclado robotizado.

En el mismo proceso se podría conseguir no sólo el diagnóstico y regreso a la cadena de valor, sino también un reciclado totalmente robotizado. De hecho, los procesos a realizar estarán todos automatizados, digitalizados e interconectados y, tal y como se indica en el trabajo, cada unidad de batería contará con un sistema de trazabilidad digital.

Los promotores del proyecto consideran que la iniciativa responde plenamente a todas las políticas de la Unión Europea de Economía Circular, así como al conjunto de programas de optimización en la gestión de residuos y mejor aprovechamiento de las materias primas secundarias. Además, el proyecto pone el foco en la gestión de los residuos que provienen de sectores clave como es el del automóvil, y en especial las baterías eléctricas cuya durabilidad y vida aún está por definir.

Dando más contenido a este plan de reciclado y segunda vida de baterías de vehículos, indicar que también se incluye un catálogo de segundos usos en el que se identifican los usos de los productos en otros aparatos, respondiendo así a la realidad de volver a la cadena de valor productiva.

Incorporación de diferentes tecnologías

Elena Lluch, gerente de Avia, reconoce que “la bondad de esta iniciativa está en la incorporación al proyecto de numerosas tecnologías que permitirán construir una planta automatizada y con las últimas tecnologías: automatización de procesos, IoT, análisis de datos, deeplearning, análisis energéticos, aplicación de técnicas energéticas de sostenibilidad…”, y todo ello con la finalidad que, para Lluch, supone “permitir desarrollar nuevas tecnologías de gestión circular altamente tecnificada con el fin de obtener una planta digitalizada”.

Destaca la responsable de Avia que “este proyecto está alineado con el Mobility Innovation VLC”, junto con los retos detectados como prioritarios para el sector industrial valenciano, respondiendo así al objetivo de posicionar a la Comunitat Valenciana como “un referente de soluciones industriales para la nueva movilidad, siendo también un ejemplo del esfuerzo que desde distintos agentes de la propia Comunitat se está haciendo para desarrollar una gigafactoría en nuestro territorio”.

Enrique Vacas, director general de la pyme innovadora Nutai, detalla que “plantear el desarrollo de una planta completamente automatizada y adecuada a un nuevo proceso productivo que hasta el momento no existe, es fundamental si queremos avanzar en la línea de innovación y desarrollo en el área energética marcada por la Comunitat Valenciana”, insistiendo en que el proyecto “pone el foco en el nuevo modelo de movilidad, basado en vehículos eléctricos y en la necesidad de procesos productivos sostenibles y ágiles, no ya en la fabricación de los vehículos, sino en el ciclo de vida de todos sus componentes”.

Por su parte, Marta García, directora del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), centro tecnológico de referencia en la investigación y desarrollo de proyectos en energía, asegura que “esta línea de proyectos contemplan un importante impulso para alcanzar los objetivos de sostenibilidad y descarbonizacion marcados por el actual modelo de transición Energética en el que nos encontramos y contribuye al desarrollo y reindustrialización del sector, cubriendo uno de los principales eslabones de la cadena de valor de la fabricación de baterías”.

Publicar un Comentario