Se instalan cinco nuevas pérgolas fotovoltaicas en Valencia

Se instalan cinco nuevas pérgolas fotovoltaicas en Valencia

Con el objetivo de conseguir una ciudad más sostenible, este lunes han comenzado a instalarse en Valencia cinco nuevas pérgolas fotovoltaicas, según anunció la concejala de Gestión de Recursos de este Ayuntamiento, Luisa Notario. Se trata de un proyecto que surge de los presupuestos participativos de 2017 y que evidencia el compromiso de esta corporación por las renovables como palanca de cambio para “promover la utilización racional de la energía”, matizó Notario, para quien este proyecto de “instalar cinco pérgolas fotovoltaicas en diferentes puntos de la ciudad es un claro ejemplo de esa estrategia”.

Con esta iniciativa votada por el vecindario, aseguró, “se refuerza el desarrollo de la energía solar fotovoltaica para reducir la dependencia de combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero”. Su presupuesto supera los 440.000 euros y con ellas se prevé un ahorro energético anual de 400 MWh, lo que supondrá una reducción de la factura energética de más de 37.400 euros.

La conexión en la red se realizará a los puntos de conexión en los edificios receptores de la energía, mientras que las instalaciones fotovoltaicas dispondrán de un sistema de monitorización telemático para conocer en tiempo real la producción energética, los consumos de la instalación y el ahorro energético, entre otros datos.

Soluciones versátiles

Notario ha indicado que las pérgolas son “soluciones muy versátiles que nos permiten, por un lado, reducir la factura energética y a la vez se produce sombra y permiten ampliar la red de puntos de carga de coches y bicicletas eléctricas”.

Se trata de nuevas instalaciones fotovoltaicas que se vienen a sumar a otras iniciativas emprendidas en los últimos años, como la del jardín del barrio de Morvedre, en funcionamiento desde principios del año pasado; la del cementerio General de Valencia, con 216 placas que se instalaron a finales del verano pasado; otras actuaciones emprendidas en diferentes barrios, adaptadas para ponerlas en marcha en seis edificios municipales y evitar con ellas la emisión de más de 40 toneladas de dióxido de carbono, o las del edificio municipal de Tabacalera, con 428 paneles que estuvieron nueve años inactivos y que desde hace un año han estado funcionando con una producción de 14.000 kWh, lo que supone una reducción de las emisiones de unas cinco toneladas de dióxido de carbono.

Notario justificó que Valencia resulta un enclave perfecto para este tipo de instalaciones por las horas de sol con que cuenta, añadiendo que se está pensando en actuar también en el Parque Lineal de Benimàmet con la finalidad de “potenciar el desarrollo de este tipo de instalaciones”.

Publicar un Comentario