Valencia aspira a albergar una gigafactoría de baterías y un centro de investigación

Valencia aspira a albergar una gigafactoría de baterías y un centro de investigación

Una alianza de 23 empresas invertirá algo más de 2.000 millones de euros para impulsar un centro de investigación y una planta de producción de baterías en Valencia, lo que despejará el camino a la transición ecológica y la movilidad sostenible.

Así lo anunció Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, durante la presentación de la Alianza Valenciana de Baterías, una iniciativa liderada por Power Electronics que cuenta con la colaboración público-privada para producir dispositivos que permitan el almacenamiento de la energía renovable y poder así utilizarla cuando se necesite.

Centro ‘Element València’

En las próximas semanas se formalizará un acuerdo para constituir el centro de investigación denominado ‘Element València’, que contará con el apoyo de la Generalitat y la participación del Instituto de Ciencia Molecular de la Universitat de València, el Instituto de Tecnología Química de la Uninversitat Politència de València, el Instituto Tecnológico de la Energía y Power Electronics.

Apuntó Ximo Puig que este centro y la gigafactoría “contribuirán a generar empleo de calidad, captar y retener talento, así como crear prosperidad”, porque “cuenta con la capacidad investigadora e industrial y las condiciones logísticas necesarias para ello”.

Con estos proyectos, que optan a los fondos europeos para la recuperación Next Generation, se espera la creación de 30.000 nuevos puestos de trabajo, y la aportación al crecimiento del PIB valenciano de 2.500 millones anuales, ya que el almacenamiento energético será un factor clave en una economía basada en las energías renovables y en la transformación de la movilidad en España, y no sólo en el vehículo eléctrico, sino también en la marítima, ferroviaria, y de cualquier tipo de transporte.

Durante su intervención, Puig también explicó que la Comunitat Valenciana dispone de la capacidad industrial y de conocimiento, con empresas de capital valenciano líderes en sus sectores. Algunas de esas empresas forman parte de la Alianza Valenciana, junto con centros de innovación, institutos tecnológicos y universidades con larga trayectoria de  investigación en  el campo energético. Así, entre los 23 integrantes figuran: Ford, Stadler, Iberdrola, ZelerosIdom, Ampere Energy, Grupo Segura o Witrac, entre otras.

David Salvo, CEO de Power Electronics, señaló que disponer de un proyecto empresarial de esta envergadura y el polo científico que va a suponer este centro “significa asegurar el futuro de la industria del automóvil en España, pero también dar respuesta a nuevas formas de movilidad, desde el ferrocarril hasta los barcos, pasando por nuevos vehículos como los hyperloop”.

Iniciativa ambiciosa

La propuesta de la Alianza Valenciana para las Baterías se convierte, según sus palabras, “en la iniciativa más ambiciosa de todas las que se han presentado hasta la fecha en Europa”. Argumentó que no se trata solo de una iniciativa industrial impulsada por una o varias empresas, que cuentan con respaldo de entidades púbicas, “sino que es el proyecto basado en la generación de conocimiento más amplio e integrado verticalmente con carácter privado y público dónde las universidades van a disponer del centro de investigación más avanzado del mundo”, concluyó Salvo.

Por su parte, el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent incidió en la idoneidad de este territorio “para desarrollar grandes proyectos vinculados al almacenamiento de energía y la movilidad sostenible” porque, confirmó que cuenta con “empresas tractoras, innovadoras, clústeres industriales vinculados y universidades e institutos científicos de gran reconocimiento”.

Tras reconocer que la automoción es uno de los sectores industriales estratégicos para la Comunitat Valenciana, Climent no dudó en asegurar que, ante la irrupción del vehículo eléctrico, “es el momento de afrontar nuevos retos y oportunidades, como las baterías, que se pueden convertir en un componente clave para su competitividad en el contexto de la transición ecológica”.

 

Publicar un Comentario