Entrevista a Miguel Ángel Gómez. Presidente de FENIE

Entrevista a Miguel Ángel Gómez. Presidente de FENIE

Nuestras empresas están en situación de indefensión ante las medidas del Gobierno”

Volcados en conseguir que las medidas del Gobierno afecten lo menos posible a la actividad del colectivo de instaladores electricistas, Miguel Ángel Gómez, presidente de FENIE desde hace pocos meses, detalla las herramientas que gestiona la Federación para lograr ese objetivo.

Háblenos de cómo están encajando las empresas del sector esta nueva realidad que nos ha traído el Covid-19 y si hay estimaciones de la rotundidad con qué podría afectar a la continuidad de muchas pymes y autónomos, que son mayoría en el sector.

En realidad, estamos al principio de la crisis, y las consecuencias se irán midiendo más a medio y largo plazo.

Formamos parte de un sector con el que han sido ambiguos en muchos casos. Nos permiten trabajar, pero a su vez muchos de nuestros lugares de trabajo están cerrados, con lo que nuestras empresas están en una situación de indefensión de cara a las medidas que está sacando el Gobierno.

“Estamos tratando de ayudar para que puedan desarrollar medidas que afecten lo menos posible al colectivo de empresas instaladoras”

 

¿Cómo están desde FENIE haciendo llegar a las distintas Administraciones la necesidad de adoptar medidas urgentes que puedan paliar esa situación tan comprometida?

Desde FENIE estamos en continuo contacto con los ministerios, en particular más directamente con el de Industria, Sanidad y Trabajo, tratando de ayudar para que puedan desarrollar medidas que, vista la actual situación, afecten lo menos posible al colectivo de empresas instaladoras en esta crisis sanitaria.

¿Consideran que el paquete de medidas que ha puesto en marcha el Gobierno está en línea con las demandas del sector?

Dada la elevada diversidad en los servicios del colectivo de empresas instaladoras y debido en parte a encargarnos de actividades esenciales que permiten trabajar, pero con una mínima actividad, las medidas que se están planteando no están enfocadas a nuestro colectivo de forma directa.

En cualquier caso, estamos trabajando fuertemente desde FENIE para que las medidas se vayan reconduciendo y, como he dicho antes, que esta crisis tenga el menor impacto posible en nuestras empresas.

Hay expertos que consideran que situaciones tan criticas como estas encierran oportunidades, ¿cómo podría trasladarse esa idea en el colectivo? ¿Más formación online, por ejemplo, sería una posible opción, ahora que el confinamiento en los hogares es una realidad?

Está claro que aquel que quiera podrá disponer de más tiempo para dedicar a la formación online. De hecho, desde FENIE tenemos preparado un plan de formación para las asociaciones muy interesante.

Pero todo esto no quita para que, cuanto antes, volvamos a la realidad y las empresas puedan volver a incrementar el volumen de actividad.

Apostar por el trabajo en los hogares requiere dotar a esos espacios de los medios necesarios para hacerlo realidad, ¿podría incidir el instalador profesionalidad en ese hecho?

Sí, es posible que puedan existir peticiones de clientes para acondicionar espacios al teletrabajo pero, aun siendo una oportunidad, no es una línea de trabajo suficiente para nuestras empresas.

A pesar de la necesidad de quedarse en casa para ayudar a evitar la propagación del coronavirus, las organizaciones, empresas y demás, se han organizado para mantener la actividad, ¿cómo lo han hecho en FENIE?

Tanto en FENIE, como en los puestos de las empresas instaladoras que es posible, se está teletrabajando.

Nuestro colectivo está sensibilizado con la crisis que estamos viviendo y estamos actuando con responsabilidad.

Ahora, la estrategia requiere de un planteamiento más a medio y largo plazo, así que podría adelantarnos los pasos que dará FENIE ya para el segundo semestre del año, ya que este primero es difícil de prever.

FENIE, además de continuar con las actividades que venía desarrollando, va a incorporar una prioritaria y principal: ayudar a que el colectivo de empresas instaladoras se vea lo menos afectado posible por esta crisis sanitaria.

“En FENIE tenemos preparado un plan de formación para las asociaciones muy interesante”

 

Por último, le brindamos la oportunidad de, en estos momentos de tanta incertidumbre, enviar un mensaje de unidad para los asociados.

Comentar desde FENIE, que estamos todos unidos en esta crisis y que desde aquí intentaremos estar más fuertes que nunca para poder ayudar a nuestro colectivo en todo aquello que nos demande y que se vea lo menos afectado posible en esta situación.

Además, no nos hemos de olvidar que el colectivo de empresas instaladoras no es un colectivo estratégico únicamente en esta crisis. También lo va a ser en el cumplimiento de los objetivos de instalación de autoconsumo, de implantación del VE (vehículo eléctrico) y en la incrementación del nivel de digitalización de la sociedad. En líneas generales, es un colectivo clave para cumplir los objetivos del PNIEC y, por lo tanto, seguimos teniendo un sector muy atractivo para desarrollar la actividad profesional.

Publicar un Comentario